Dos legisladores nacionales por Salta, mencionados en la denuncia del ex directivo de AFIP, Rafael Bresnick Renner. El otrora encargado de la delegación local del organismo pidió a la justicia federal indagar sobre visitas y demás contactos entre ambos parlamentarios e investigados funcionarios en una causa por aparente espionaje. Los pasajes más relevantes y escalofriantes que contiene esta declaración de RB.

Por F.P.

El caso de espionaje y utilización irregular de la base de datos de AFIP promete golpear fuerte en nuestra provincia. Más que nada, dado que la declaración del ex titular de la delegación Salta de este organismo, Rafael Bresnick Renner, menciona a figuras de la dirigencia gaucha. Entre ellas, a los actuales legisladores nacionales Martín Grande y Sergio Leavy.

En una declaración formal ante el Fiscal con ámbito de actuación en el Juzgado Federal N° 6, poco conocida en nuestra provincia -por ahora-, el ex AFIP exigió determinar los ingresos de Grande y de Leavy al edificio ubicado en Belgrano y Deán Funes de nuestra ciudad como también a la sede central en Ciudad de Buenos Aires. La presentación de Resnick Brenner, concretada el 9 de marzo de 2020, pidió  dilucidar si ambos parlamentarios concurrieron a sendas dependencias con el fin de recabar datos de particulares.

Tanto en relación al diputado nacional como al senador nacional por Salta, consideró que sendas presencias en estas oficinas permitiría profundizar en relación a la misteriosa Dirección de Integridad Institucional. Según este testimonio, tal dependencia “tenía una discrecionalidad en cuanto a las consultas bajo el pretexto de la propia investigación al funcionario” que permitieron a posteriori blanquear las irregulares indagaciones por las que actualmente se investiga a Jaime Mecicovsky (considerado el nexo del otrora y no menos oscuro Claudio Bonadío en el organismo tributario).

Por ello, Resnick Brenner refirió en esta declaración indicando que “a Mecicovsky y Sosa y/o sus dependientes, hicieron averiguaciones de ese carácter con anterioridad a la creación de esa Dirección”. En tal contexto, mencionó que resultaría esencial “para poder corroborar y fundar sus dichos”, como igualmente “dilucidar la investigación”, exigir la verificación de cada visita a AFIP realizada por “Eduardo Villalba, Julio Ernesto Bavio, Ricardo Toranzos, Sergio Leavy, Martín Grande y Marcelo Colombo”.

Por otro lado, el tributarista solicitó “el cruce de comunicaciones tanto llamadas como emails entre Jaime Mecicovsky y/o Néstor Sosa” con los antes mencionados y además con “Guillermo Oro, Andrés Castelaro, Patricia Frías, Patricia Alonso Massey, Rodrigo Zambrano Echenique, Ricardo Toranzos”. De manera complementaria, pero en carácter de testigos, recomendó consultar en tal sentido al empresario Matías Huergo, al letrado Sebastián Espeche, al abogado Eiliif Riise y a Elizabeth Gazaro (representante legal del empresario Lázaro Báez).

En relación al último tándem, Resnick Brenner resumió que “estas personas podrían brindar testimonio sobre los hechos relatados en el escrito que presentó” en este coletazo extra por presunto espionaje (“Eiliif Riise es uno de los supuestos denunciantes”, precisó). En paralelo, pidió considerar de relevancia “el allanamiento de la Dirección General de Institucionalidad de la AFIP, la Subdirección de Operaciones Impositivas del Interior de AFIP, de la Dirección Regional Salta de AFIP y del sistema ELOG de AFIP”.

Esta última solicitud, en vistas que permitiría incluir en tal pesquisa “toda información relacionada con los hechos y/o personas referidos en el escrito inicial como en esta ratificación”. Es decir, lo adelantado por “Cuarto Poder” en su anterior artículo que lleva por título “Espionaje Grande” del pasado fin de semana.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here