La UCR le pidió al gobierno que le quite la condición de refugiado por su llamado a organizar «milicias populares armadas».

A través de una nota titulada «¿Podemos seguir «refugiando» a Evo Morales?», el centenario partido recordó que el líder del MAS está «amparado por el Poder Ejecutivo y, al parecer, con una sola condición: No hacer declaraciones políticas».

«Morales hizo todo lo contrario. Visitó la Quinta de Olivos, concedió todo tipo de reportajes a diferentes medios de comunicación, participó de actos políticos. Hoy se destacan sus últimas declaraciones en las que asegura que hay que `organizar como en Venezuela, milicias armadas del pueblo´», advirtió el texto que lleva las firmas del presidente del Comité Nacional de la UCR, el mendocino Alfredo Cornejo, y de la vicepresidenta, la bonaerense Alejandra Lordén.

Y agregó: «Desde Bolivia llegaron múltiples repudios a los dichos del ex presidente Morales. Desde el Gobierno que lo refugió, nada».

Al respecto, el radicalismo consideró que las declaraciones de Evo Morales «atentan contra la paz y la democracia del país vecino, que está en pleno proceso de normalización de sus instituciones». «Las amenazas de su ex mandatario no ayudan en nada a los bolivianos», concluyó.

Según trascendió, los radicales estudian algún tipo de mecanismo legislativo para sacarle a Morales el estatus de refugiado y expulsarlo del país.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here