El pase a fase 4 de gran parte de AMBA, debido a la baja en la cantidad de casos, implica posiblemente, la habilitación de nuevas actividades y el incremento de los aforos en distintos tipos de establecimientos cerrados.
La decisión se tomó a partir de reconocer la mayor protección de quienes están vacunados. A partir de esto, la provincia de Buenos Aires analiza tomar medidas similares a las que esta tomando Europa para tratar de volver a la normalidad. Impedir el ingreso a bares y restaurantes a las personas que aún no se aplicaron la vacuna contra la COVID habiendo tenido la posibilidad de hacerlo, es una de las más importante.
La medida va a en consonancia con una similar que tomó el presidente de Francia, Emmanuel Macron, quien dispuso la generalización del “pase sanitario” para ingresar a los lugares públicos (bares, restaurantes, cines, teatros, centros comerciales, trenes aviones) así como la obligación de vacunarse para el personal que esté en contacto con personas frágiles.
En el caso de Francia, fueron muchos los ciudadanos que optaron por no inmunizarse, poniendo en juego no sólo su propia vida, sino la de la sociedad entera.
Yo no tengo ninguna intención de sacrificar mi vida, mi tiempo, mi libertad y la de mis hijas por quienes se niegan a vacunarse. Ésta vez se quedan ustedes en casa, no nosotros”, fueron las palabras del presidente francés en un mensaje dirigido a los grupos anti-vacunas que generó una fuerte repercusión.
Italia también hace lo propio con el «pase verde» para personas vacunadas contra el coronavirus que será obligatorio para tomar trenes, vuelos internos y asistir a conciertos y estadios, pero no para bares y restaurantes.
Ante el avance de la denominada variante Delta de coronavirus y luego de iniciativas similares, Italia prepara un «pase verde para estadios, conciertos, discotecas, trenes y vuelos» que será lanzado la semana próxima «por decreto«.
La preocupaciones surge debido a que en Estados Unidos, con el 48% de la población inmunizada, hubo un aumento del 135% de los casos de Delta en las últimas dos semanas. 
En Israel, con la mayoría de sus ciudadanos inoculados, el incremento de casos graves de coronavirus llevó a la reinstauración de los barbijos y del pase verde, certificado de vacunación y de recuperación de la covid que funciona como carnet para el ingreso a bares, restaurantes y otros negocios.
La misma cautela se verifica en países de la Unión Europea como Alemania o en regiones españolas como Cataluña.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here