Fernanda Bruno, la reconocida pianista consideró que la música clásica no se encuentra entre las preferencias de la política cultural oficial. Advirtió que la dirección de la Sinfónica se encuentra acéfala y señaló que se siente un gran malestar. 

Es imposible resumir la trayectoria de María Fernanda Bruno. Desde hace 40 años se encuentra comprometida con la música ya sea como docente o como pianista de música de cámara. Se desempeñó en el Conservatorio Nacional de Música, hoy Universidad Nacional de Artes y en importantes instituciones como el Conservatorio Beethoven de Buenos Aires, junto a la maestra Pía Sebastiani. Fue invitada por notables músicos, entre los que se destaca Marta Argerich.

En el año 2004, se vino a vivir  a Salta, donde continúo con su tarea en la docencia e incluso fue directora del Departamento de Música de Cámara del Instituto de Música y Danza de la Secretaría de Cultura. Antes del concierto que ofreció el viernes la Orquesta Sinfónica, Bruno conversó con Cuarto Poder.

Se la notó visiblemente preocupada por lo que acontece por estos días. “El Gobierno no le da importancia a la Orquesta. Siento que están discriminando a la gente que le gusta la música clásica. Veo desorden, veo desagrado, veo que se prefiere a Abel Pintos que a la Sinfónica”, dijo.

En ese sentido agregó: “Ni al gobernador ni al ministro de Educación al parecer le interesa, y están equivocados porque nuestra Orquesta tiene mucho peso. En el 2004 en Buenos Aires había 100 mil personas debajo de la lluvia en Palermo escuchándola. Es una Orquesta internacional. En vez de apoyarse en eso, de acercar a los salteños a la cultura, se la margina”.

Según su mirada, “estamos en el peor momento; nos están haciendo agonizar”. “En este momento los músicos están viviendo una situación particular, hay miedo. La dirección de la orquesta está acéfala, la actual directora está agotada, actualmente la directora no cobra como interina”.

La pianista expresó que le “da pena Sabrina Sansone porque es joven, viene de Buenos Aires, y es una chica amorosa pero claramente está siendo presionada” y recordó que las fricciones vienen desde el gobierno de Urtubey. “Juan Manuel Lavallen tenía un trato prepotente y quería tomar decisiones que perjudican a mis colegas; me enfrente a eso porque no puede ser que traten de esa manera los músicos”, señaló.

Subrayó que existe un ambiente de tensión. “Le dije a los músicos que no hagan comida para ayudar a los comedores como venían haciendo, que eso es una tarea del Estado; lo que tienen que hacer es tocar sus instrumentos, que hagan lo que saben hacer, que se  muéstren haciendo música”.

“Hay que enfrentar, esto no va…decirle al actual director del teatro Provincial que se vaya a hacer negocios a otro lado, mi mensaje es que se junten los 90 músicos y se lo expresen, esta política cultural mercantil no puede avanzar”, dijo y recalcó que “el actual director del Teatro Provincial desplazó a la Sinfónica del Teatro argumentando que deben aprender a compartir”.  Y denunció que «hubo dificultades en la compra de las entradas, todo para que la gente no vaya y después digan que la Orquesta no convoca”.

 

.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here