“Entramados” es el título de un libro que uno de nuestros columnistas, Alejandro Saravia, publicara recientemente. Está prologado por la profesora Cristina Fajre  y contiene una recopilación de algunas de las varias columnas escritas por Saravia, no sólo en nuestro Semanario,  Cuarto Poder, sino en otros, como Redacción, del recordado “Bujía” Jerez; El Intransigente; Radio Aries y otros medios.

Son, como dice la prologuista, una serie de artículos de opinión que pintan la realidad salteña/argentina. Quien se aproxime a ellos puede pensar que, tratándose de artículos o columnas escritos entre 2005 y 2018, se trata de opiniones del momento, pero no se debe dejar engañar, puesto que las reflexiones que contiene tienen actualidad por cuanto en nuestro país se repiten los mismos errores que nos hacen sentir inmersos en un laberinto sin salida. El actual éxodo de argentinos, que se acentúa cada día más, nos confirma la veracidad de lo dicho.

Algunas de esas columnas están firmadas por el autor, pero, las más, con seudónimos, predominantemente el de Rosario Chaile o el de Adrián Cayo, lugareños de Lesser y de Potreros de Castilla, Yacones arriba, nombres con los que quiso rendir homenaje a esa sufrida cultura y también al lugar en que transcurrió su niñez y parte de su adolescencia. E, inclusive, sitio en donde vive actualmente.

El autor asume posturas que fundamenta desde los conocimientos que le proporcionan su profesión, su experiencia política, sus vastas incursiones en la literatura y su actualizada información cultural. Con un tono coloquial se nos ofrece una mirada aguda, sin concesiones, de este entramado que parece desconocer fronteras temporales.

Una característica que se encuentra en todos los textos presentados es la intertextualidad, que como se sabe, es la remisión en un texto a otro texto que se supone conocido por los lectores a los que se dirige. Es decir, se establece un diálogo con otro texto mediante la cita o la alusión.

“Entramados”  es una invitación al lector para recorrer ese espacio en que las personas buscan la posibilidad de generar sus proyectos de vida y entretejen sus propias decisiones para lograr su integración o exclusión de la vida pública y nos permite atisbar las relaciones de los elementos que conforman el todo abordando diferentes dimensiones de la sociedad. Por ello ofrece una perspectiva dinámica, que como los hilos de un tejido afloran o se sumergen, facultando al lector entrever las luces y las sombras de esas interacciones sociales.

Alejandro Saravia, como se sabe, es salteño, abogado, egresado en 1972 de la Universidad Nacional de Buenos Aires. Ejerció la profesión liberal en nuestro medio hasta 1974, año en que ingresó al Poder Judicial, hasta su renuncia en 1977 a raíz de diversos entredichos motivados por diversos amparos interpuestos como Defensor Oficial.  Retornó al ejercicio liberal  de su profesión  hasta que, en 1979, se radicó en Paraná, Entre Ríos, en donde ejerció su profesión, siendo además editorialista de El Diario de Paraná, fundado en 1914 por su abuelo, Luis L. Etchevehere.

Asimismo en dicha época se desempeñó como asesor  de ADDE (Asociación de Diarios Entrerrianos) y de la presidencia de ADEPA. En 1981 cursó el doctorado en la Universidad Nacional del Litoral, Santa Fe.

De regreso a Salta, en 1983, militó en la Unión Cívica Radical, siendo uno de los referentes-fundadores del MIR, Movimiento de Integración Radical, una línea interna de ese partido.  Fue Director de Asuntos Jurídicos de la Universidad Nacional de Salta durante la gestión normalizadora llevada adelante, como Rector-Normalizador, por el Dr. Salum Amado, habiendo presidido la comisión investigadora de violaciones de derechos humanos cometidos en esa casa de estudios durante la dictadura militar.

Fue Diputado Provincial entre los años 1987/1991, radicándose en Buenos Aires en 1992 a fin de ejercer su profesión. Regresó a Salta en 1996 asumiendo como Fiscal ante la Corte, cargo que ejerció hasta marzo del año 2018, fundando,  con otros profesionales del medio, el Foro de Control de la Calidad Institucional de Salta (FOCIS), en abril de ese mismo año, entidad de la que se desvinculó en el año 2020.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here