Una alumna (12) se sintió mal en una escuela de la zona sur. Cuando llegó la ambulancia del Samec lo primero que hicieron no fue asistir a la chica, sino preguntar quién iba a pagar y qué obra social. Hasta que no se dirimió esto no la atendieron.

 Ayer a la mañana una niña de 12 años sufrió taquicardia y calor repentino cuando estaba en clases en la escuela Milagro de Barrio Limache.Las autoridades del establecimiento educativo llamaron a una ambulancia del Samec para trasladarla a un hospital o centro asistencial.

Pero cuando los médicos se bajaron de la ambulancia no se mostraron muy interesados en la salud de la niña:

“Cuando llegó la ambulancia, los médicos preguntaban si mi hija tenía obra social y si había pagado el seguro escolar” dijo Adrián Tevez, el padre de la nena a Radio Salta. Indicó indignado que lo “único que les importaba era saber quién iba a pagar los servicios del viaje en lugar de trasladarla”.

Como al parecer no había plata, el padre terminó llevando a la chica en su vehículo particular.

“Yo creo que el Samec y la escuela actuaron muy mal porque no atendieron a mi hija con rapidez y sólo se preocupaban por cuestiones burocráticas” finalizó.