Por quinto año consecutivo, mujeres, lesbianas, trans y travestis salieron a las calles a reclamar Ni Una Menos. Desde 2015 hasta la fecha, según un informe que difundió la Casa del Encuentro, cada 29 horas se produjo un asesinato por razones de género en Argentina. No hubo política pública alguna capaz de revertir esta situación en 4 años. Las demandas al estado continúan. En Salta, provincia que encabeza las estadísticas por violencia de género y su expresión extrema que son los femicidios, se realizó una masiva movilización.

Organizaciones feministas, transfeministas, de derechos humanos, algunos partidos políticos y familiares de víctimas de femicidio marcharon por las calles salteñas este lunes 3 de junio, las consignas siguen siendo las mismas que en 2015 pero con el agregado de los reclamos que fueron surgiendo ante un nuevo contexto social y político.

Ni una menos por femicidios, transfemicidios y travesticidios;  Aborto Legal, Seguro y Gratuito; Que se declare la Emergencia Nacional por Violencia de Género;  Cupo Laboral Trans; Presupuesto para el pleno cumplimiento de la ley 26.485; justicia para las víctimas de femicidios fueron algunas de las exigencias puntuales. Se escucharon también las consignas: No a la reforma laboral  y previsional; Basta de precarización laboral; Reincorporación de todos/as los/as despedidos/as; Derogación del impuesto al salario de los/as trabajadores/as; Fuera el FMI; No a las fuerzas armadas ni tareas de seguridad interior; Desprocesamiento de todos/as los/as luchadores/as populares; No a la baja de la edad de imputabilidad.

Familiares de Agustina Nieto, víctima de femicidio, se unieron a la movilización para demandar celeridad a la justicia. Miguel García (primo), explicó a este medio que están sin novedades sobre la causa: “No hemos recibido respuesta del fiscal a cargo- Pablo Paz-. A eso se le suma el hecho de que a este mismo fiscal se le retiró la causa por el asesinato de Jimena Salas. Todo esto genera más preocupación, la intranquilidad se acrecienta cada vez más para nosotros como familia  porque no recibimos respuestas ni nos atienden. Empezamos a quedar sin alternativas, vamos a mantenernos firmes  en estas movilizaciones y en otras que estaremos organizando. El mismo estado no hace lo suficiente para resolver los casos como corresponde”.

Reiteró lo que vienen señalando desde hace tiempo, la familia tuvo que ponerse a indagar y así pudieron aportar datos  a la justicia, lo que terminó con un solo imputado aunque sospechan que no fue el único implicado en el asesinato. “En base a los aportes de testigos allegados a la familia  se pudo imputar y detener a Joaquín Viñabal que está preso pero hasta no sé cuándo porque si se mantiene así el caso  parado podría salir en cualquier momento y ahí ya no habría ningún detenido por la causa de mi prima” sostuvo M. García.

La familia consiguió que les patrocine un abogado provisto por la fundación Cintia Fernández ya que desde el estado no se les asesoró ni les habían provisto un/a profesional para constituirse como querellantes en la causa: “al parecer ni siquiera esa herramienta nos ha facilitado el acceso a nueva información porque creemos que el fiscal no se está moviendo con la investigación como  corresponde. Estamos hablando de un aparato de la justicia que cuenta con las herramientas suficientes como para encarar estas cuestiones así que exigimos que se haga lo que se deba hacer”, añadió M. García.

 

 

Mirtha Torres, referente de la Red por la Defensa de Derechos Humanos, expresó que acompañan la marcha Ni Una Menos: “Honrando la memoria de las más de 70 compañeras que fueron secuestradas y desaparecidas por el terrorismo de estado. Nos unimos contra la impunidad de ayer y de hoy. No solamente los nuevos femicidios, las nuevas desapariciones sino también todo lo que fue el terrorismo de estado.

Denunció que hay metodologías que persisten desde la última dictadura militar, tema vinculado a la trata de personas:  “en la mayoría de los secuestros y desapariciones de mujeres están interviniendo fuerzas de seguridad sean de la policía u otra. El velar por la sociedad, por la ciudadanía es responsabilidad del estado”.

 

 

 

 

 

 

Alejandra Palomo integra El Aguante y el Foro de Mujeres por la Igualdad de Oportunidades,  señaló que las estadísticas por femicidios: “son alarmantes a lo largo del país pero sobre todo en la provincia por la densidad poblacional”.

En el foro que integra aborda todo tipo de violencias y enfatizó que hay un aumento en las denuncias. Habló de la necesidad de acompañamiento a las víctimas: “La respuesta del estado nunca es suficiente, hay muchas falencias en el sistema tanto de seguridad como de justicia y sobre todo en el abordaje. El estado propone desde el Polo Integral de las Mujeres inclusive la atención de lunes a viernes, segmentado en una franja horaria, lo mismo para las guardias del polo y de las fiscalías. Creemos que siempre falta más y en eso entra el compromiso de las organizaciones”.  El mensaje para la sociedad, es un pedido de participación, “no hay que ser indiferentes porque las mujeres, niñas, adolescentes se están muriendo  y no podemos esperar a que nos pase para tomar parte, somos parte de la sociedad que está sufriendo este gran flagelo”, acotó.

 

 

Daniela Planes, referente de Pan y Rosas (PTS- FIT), al solicitarle su opinión manifestó: “es un año más que salimos en las ciudades del país a gritar Ni Una Menos contra los femicidios y transfemicidios pero también diciendo no hay Ni Una Menos si no hay aborto legal, es el debate que estamos planteando, tenemos que pelear por nuestros  derechos y nuevamente la marea verde salió para exigirlos. El año pasado se vio una connivencia de sectores en el senado, de Cambiemos, del Pj y sectores del kirchnerismo aliados a la iglesia católica, donde nos negaron nuestro derecho pero seguimos saliendo a las calles y esto es lo que tenemos que reforzar. Si hoy en la agenda política están las problemáticas de las mujeres es porque las impusimos estando en las calles. En nuestra provincia durante el gobierno de Urtubey subieron las cifras  de femicidios y en el resto del país también, es brutal. Parece que es solamente un número pero son las vidas de cientos de mujeres y en ese sentido peleamos para poder conquistar todos nuestros derechos”. La militante de izquierda comentó que desde su espacio presentaron un proyecto de ley de emergencia nacional contra la violencia hacia las mujeres en el Congreso “que quedó cajoneado”. Según su análisis lo que se presenta hoy es “una discusión de prioridades y  para Urtubey no son la vida de las mujeres sino un puñado de empresarios de la provincia”.

El proyecto de emergencia que proponían incluía para las víctimas de violencia de género, “Vivienda propia, que se puedan ir de su casa, que puedan cambiar de colegio a sus hijos/as, que cobren un sueldo… son medidas preventivas para salvarles la vida  y esto se podría hacer cobrándole impuestos a las grandes fortunas. La posibilidad de hacerlo está, el debate es de prioridades. Se puede ver una vez más como estos sectores están en contra los derechos de las mujeres”.  Pese a que rige una declaración de emergencia por VDG en Salta, que fue prorrogada, no ha servido: “Si bien se creó el observatorio de violencia contra las mujeres, se implementaron distintas medidas, no se busca resolver problemas de fondo”,  aporta desde su óptica D. Planes.

 

Desde el Movimiento Evita, Gilda Brito, apuntó  a que exigen “una ley de emergencia nacional ya para nuestras mujeres que mueren día a día y el gobierno no hace nada”.   En cuanto a la declaración de emergencia en Salta, observan que no se está aplicando como corresponde, “falta mucho, Si bien se están haciendo cosas, no alcanza. Todo lo que el estado propone no alcanza. Si bien la ley Micaela como la ley Brisa están aprobadas, no se están aplicando”.  Verónica Betancourt también hizo referencia a la necesidad de que se otorgue presupuesto para la ley 26.485, ya que en la actualidad se destinan 11 pesos por mujer para  prevenir, sancionar y erradicar la violencia de género. María Eugenia Betancourt por su parte, expresó “Nuestra organización trabaja para ayudar a las mujeres empoderándolas, dándoles herramientas, capacitándolas para que puedan afrontar una situación de violencia de género pero es difícil si el estado no está presente. Si no está disponiendo lo que necesitamos. En la parte de salud para acceder a un turno en una salita para un control o recibir algún tratamiento está resultando cada vez más difícil. Hablamos de planificación de familia, aumento de las ETS. pero de tener un Ministerio pasamos a tener una Secretaría de salud -a nivel nacional- y no da abasto”.

Las mujeres de las clases populares además de afrontar la pobreza, tienen dificultades en el acceso a la salud: “Para conseguir turno con un/a ginecólogo/a, colocarte un dispositivo, pedir anticonceptivos o a una ligadura de trompas, te ponen mil trabas, ni hablar del aborto. Estamos a favor del proyecto de ley de ILVE para que no sigan muriendo nuestras compañeras con el aborto ilegal. Acá en Salta hay un alto riesgo para las mujeres”, dijo para finalizar G. Brito.

 

Sofia Fernandez, referente de la Campaña Nacional por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito exaltó el “yo sí te creo” apuntando a los casos de otras militantes que denunciaron haber sido acosadas y violentadas por dirigentes de distintos partidos políticos. Al tomar la palabra en el cierre de la marcha resaltó: “No vamos a llegar al ni una menos si sigue liberada la policía de Salta, si nos siguen matando, si no les toman las denuncias a las compañeras, si sigue sin haber protocolo ante violaciones en los hospitales del interior de la provincia, si sigue sin haber anticonceptivos ni kits de emergencia, si siguen matando a cada una de nosotras  y violentando en cada uno de los lugares. No sólo es la violencia física, es económica,  no saber qué le vamos a dar de comer a nuestros/as hijos/as. Seguimos en las calles y no vamos a parar hasta que sea ley y todas tengamos para comer y vivir tranquilas”.

La organización FRISAL está integrada por adolescentes que militan el abolicionismo del sistema prostituyente y se pronunciaron sobre el tema.  Milagros Peñalva explicó: “Somos pibas que militamos feminismo radical, empezamos hace muy poco. Nos estamos conformando. Lo que hacemos es criticar este feminismo del neoliberalismo que le hace creer a la mujer que prostituirse empodera”. Majo, expuso  además: “la jerarquía de género es lo que nos oprime todos los días, en la que los varones están arriba, están llenos de privilegios y las mujeres estamos viviendo una opresión tormentosa y totalmente trágica porque se lleva a una piba en menos de 32 horas. Sin abolición de la prostitución nunca vamos a liberarnos”.  Definen al feminismo radical como antisistema y anticapitalista: “sabemos que patriarcado y capitalismo son una alianza criminal que nos arrebata pibas todo el tiempo, que comercializa nuestros cuerpos, que nos mata”.  Las adolescentes son críticas de la situación que atraviesan en la provincia: “nosotras damos lucha en las escuelas, en nuestros cursos y entendemos que ésta es una lucha colectiva”, hacen alusión a instituciones educativas que las oprimen, sancionan y persiguen por hablar sobre el aborto legal y ellas recuerdan “Tenemos derechos”.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here