Los negocios alrededor del Club Libertad dejan al descubierto una trama oscura que incluye complicidades políticas, policiales y empresariales. Los vínculos unen al presidente Héctor Assef con el presidente de Liga Salteña de Fútbol, Sergio Chiban. Las conexiones con el Movimiento Evita. 

Sobre Héctor Assef, presidente del Club Libertad, pesan fuertes denuncias. Negocios como los inmobiliarios o la habilitación del predio para la prostitución, con denuncias incluidas de trata de personas, son parte de los comentarios alrededor de su figura.

Juan Bautista y Darío Cedrón, dos socios que forman parte de un frente que quieren que el club vuelva a ser lo que fue en algún momento, comentaron a Cuarto Poder detalles sobre el ocaso del club más viejo del noroeste argentino.

¿Cómo comienza la historia de la entrega del club?

Con la presidencia de Guido Bravo Herrera empieza todo el vaciamiento institucional. No tenían  una mirada deportiva, sino de negocios, entre los cuales incluyó cambios de catastros. Es decir, primaba toda una visión de entrega inmobiliaria alrededor del club.

Estamos hablando de hace aproximadamente 20 años, o un poco más. A ver, hay una mirada con respecto a los negocios de ahora; Assef ha hecho mucho en ese sentido. Nos expulsó a todos para vender.

También hay hasta una cuestión política de fondo. Todos los actos de la línea del kirchnerismo se hacían en el Club Libertad. Gracias a esto el movimiento Evita empezó a ganar terreno, el grupo liderado a nivel nacional por los kirchneristas Emilio Pérsico y Fernando “Chino” Navarro.

¿Cómo sería la relación entre Assef y el Movimiento Evita?

La relación viene a través de Lalo Sivila.

¿Él es amigo de Assef?

Es amigo de Assef. Pero no solamente.

¿Y quién más?

Chibán tiene mucho que ver en esto, lo que les importa no es preocuparse por el fútbol de Salta; lo que representa Chiban es el negocio inmobiliario.

En una ocasión sufrimos una persecución con Darío cuando participamos en una asamblea, donde nosotros decíamos que no podía hacerse sin socios. Fuimos patoteados, maltratados por gente que llevó justamente él (Chibán).

Cuál es el negocio más notorio?

 Lo de Pekas se negoció con él, en la cesión de terrenos. Julio Escandar es actualmente el dueño del boliche “Pekas”.

¿Él, tiene alguna relación con Assef?

Si pasas por la Avenida Riccieri, vas a encontrar departamentos hechos por una sesión de plata que le hizo Escandar a Assef, sin mediar en asamblea. Eso es un bien patrimonial del club, no es de Assef.

Por eso digo que, lo que él hizo fue vaciar de socios y quedarse con nueve o diez tipos y sobre eso desplumó e hizo lo que hizo con el tema del estatuto y operaba en la dirección de personería jurídica para que le blanqueen toda esa situación.

Entonces, lo que ustedes dicen es que Assef logra vaciar el club y vender el patrimonio del inmueble. La parte de la calle Richieri, se le vende al señor Escandar y la esquina de la calle Talavera a Benavidez.

Benavidez tenía el negocio de motos importadas y de algo más.

¿Qué tipo de negocio?

El prostíbulo, que aún está funcionando y que nosotros denunciamos por trata. Eso también es parte del negocio.

Juan Bautista y Darío Cedron, socios del club Libertad

¿Usted encuentra alguna vinculación entre el prostíbulo y Benavides?

Están a la par. Nosotros denunciamos por el lugar y por el tema de trata. De hecho, la comisaría novena, cuando  participamos en la última asamblea, liberó la zona. Fuimos jugadores, madres de jugadores y nosotros como dirigentes para participar en la asamblea, porque tenemos ese derecho. Tuvimos que pedir la asistencia de la policía en 5 minutos por si nos llegaba a pasar algo.

Si me preguntas por Assef, está volcado a una situación de su vida personal. Por ejemplo lo de IKBA, quebró. Assef levanta a mano lo que tiene Chibán. Assef es funcional a Chibán.

¿Qué relación tiene Assef con el Sr. Benavides?

La relación viene más por Chiban, que por Assef. Chiban, cuando asume como presidente de la Liga le vende a Benavidez todos los terrenos que están sobre la avenida Yrigoyen, que eran de la Liga Salteña de Fútbol. Ahí empiezan a convivir de alguna forma en esa manzana Benavides, Assef, la gente de Pekas y la gente de Escombro.

Sé que Lalo Sibila está en Salta, sigue teniendo una relación vinculante con la gente del orden nacional, con el Chino Navarro por ejemplo. Lo que a nosotros nos interesa es recuperar al Club Libertad por una cuestión social y porque ese predio está siendo regalado. Permanentemente es instrumento de negociación.

Siempre le dimos una faceta social y deportiva. Te comento,  trabajo en un B.S.P.A., que tenía muy buenos jugadores, hablamos con Darío sobre cómo podríamos recuperar el club para generar un espacio para los chicos; pero todo ese es un lugar de drogas, prostíbulo y del Movimiento Evita. Nos amenazaron con chumbos.

¿A quién se le alquila el lugar donde está el prostíbulo?

Darío Cedrón: Era el dueño de Papa Panchio. Cuarto Poder, en el 2008, sacó un artículo que describía con precisión, exactitud y con toda la verdad lo que sucedía en el Club Libertad, y desde ese momento hasta ahora no cambió nada. Con la diferencia que ahora no está el cabaret en la sede social del club, sino que está el Movimiento Evita. Siempre utilizaron ese lugar para algo: primero fue un cabaret, un pool, después pusieron Papa Panchio, volvió el cabaret y ahora el Movimiento Evita.

Lo único importante que tiene Libertad, para esta gente, es el tema inmobiliario. Entonces, toda la parte de la Av.  Richieri, desde el  Tiro Federal  hasta el Ragone, fue vendido al socio del club, Escandar, dueño de Pekas. Querían hacer en 2016 otra operación inmobiliaria a modo de permuta: todos los terrenos baldíos que tiene Libertad al frente del Ragone, por un supuesto hotel que iban a hacer al frente de donde está el Movimiento Evita y de ahí iban a dar dos hectáreas a Circunvalación Oeste con dos canchas de fútbol 7, un salón de fiesta y una pileta.

Libertad no necesita espacio en ningún lado porque lo tiene ahí. Era evidente un negocio inmobiliario, al mismo estilo que Chibán hace con la Liga, porque ellos venían de la Deán Funes a IKBA, que es en Circunvalación Oeste. El mismo negocio quisieron copiar en Libertad, que no lo pudieron hacer, porque nosotros venimos haciendo denuncias desde el año 2008, fuimos querellantes un lapso de tiempo, dejamos de serlo porque nos expulsaron y dejamos de participar en la causa. Toda una estrategia para tratar de manejar esa situación.

¿Cuál es la situación del Club Libertad actualmente?

Libertad sigue estando en la misma situación de siempre: debe cuatro balances, desde el 2016 no presenta balances; no hace asambleas; la comisión directiva está acéfala; no hay actividad deportiva, independientemente de la pandemia, nunca la tuvo, solamente el fútbol gracias a los padres que lo mantiene. Fue un vaciamiento pensado para el negocio inmobiliario. El club tenía 14 actividades deportivas, cuando llegó Assef, desaparecieron y quedó una sola que es el fútbol.

Si vamos al día a día, el club no tiene a nadie. Si vas en cualquier horario el club está solo, no hay reunión de comisión, no va una persona de la Secretaría a ver que vaya alguien. No funciona Libertad. En los papeles, figura un grupo de gente que no tiene nada que ver con Libertad, muchos eran integrantes de enjasa o del exbanco de Préstamos y Asistencia Social, donde él trabajaba y lo echaron por irregularidades en el tema de dinero.

Él tiene El Banco de Préstamos y Asistencia Social, que después se convirtió en ENJASA y creo que es empleado de enreja actualmente.

Entonces, él sumó a los compañeros de trabajo como socios para que en la asamblea levanten la mano por lo que había que votar. No hay gente de Libertad, no hay socios de Libertad deportivo, porque la idea era que no existan para que no se opongan. Hay gente que ni siquiera sabemos quiénes son, porque no tienen nada que ver con el club. Incluso lo sumó como socio honorario a Chiban, porque Chiban necesitaba tener el respaldo del club.

¿Desde el punto de vista patrimonial, que tiene Assef? ¿Cuál es el beneficio que obtiene de todo esto?

Él tiene una adicción, que es el juego, es ludópata. Entonces por eso pierde los terrenos de la Av. Richieri, porque le pedía plata prestada a Escandar( Dueño de PeKas), cada vez que se quedaba sin plata en el casino lo mandaba a buscar. Un día Escandar le dice “vos me debes tanta plata, ¿Cómo hacemos?”. Entonces le empezó a dar los terrenos. Inventaba una asamblea, decía que era para pagar deudas o para hacer algo. En una de las asambleas dijo que era para pagar deudas y que iban a comprar un inmueble por el mismo valor del que estaban vendiendo, obviamente no pagaron deudas ni tampoco compraron inmuebles. Esto consta en las actas de las asambleas y en las denuncias hechas.

Cuando abran los casinos, anda a cualquier hora a Lucky que está en la Jujuy y San Luis y él va a estar ahí. El tipo timbea y todo el mundo sabe y lo conoce.

Scombro´s ya no existe, pero era de Benito Salvatierra. Él utilizaba el club como playa de estacionamiento, utilizaban los vestuarios a la noche como baños pero en realidad funcionaban como albergue transitorio. Los chicos iban a jugar los sábados a la mañana y no podían entrar a los vestuarios porque había lo que te imagines.

Más allá de esto, lo que nosotros queremos es recuperar el club, porque tenemos un proyecto deportivo, social y cultural. Todo el mundo sabe lo que es Assefh, lo que hizo y lo que está haciendo en Libertad y tenemos muchas esperanzas de recuperarlo al club con esta nueva dirección de personería jurídica. Le queremos dar una oportunidad, que cumpla con su función el organismo controlador. Una organización civil que está bajo su control que tiene, otra vez, cuatro balances sin presentar y ya va por el quinto, que no tiene socios, que los socios no pueden pagar su cuota social, que no hay actividad deportiva, que no cumple la función y el rol social deportivo que debería tener el club, debería actuar de oficio y, por lo menos, normalizarlo, que es lo que nosotros estamos pidiendo.

¿Quién está a cargo del albergue transitorio?

El dueño del galpón es Benavidez. Se lo corrobora yendo a inmuebles, en la cédula parcelaria sale que él es el dueño.

¿Benavides lo subalquila?

No sé exactamente quién lo administra. Lo que si sucede es que cada vez que sale a la luz ese albergue, siempre lo cierran por refacciones, hasta que se calman las aguas y vuelven a habilitarlo, pasó siempre eso. No es solamente un albergue, si observas, salen 3 o 4 muchachos que no son de nacionalidad argentina, es un aguantadero. Si a eso le sumas que tenés a 2 cuadras el Hogar Escuela, no puede estar habilitado nunca eso.

¿Hay denuncias por eso?

Hay muchas denuncias. Cuando había cabaret en Libertad violaron a una menor. El dueño del cabaret se llamaba Ulises Nocuo. Un tipo que vivía en Villa las Rosas, que había arreglado con Assef el alquiler del local ese y ahí compartían las ganancias, era un antro eso. El cabaret estaba en el domicilio legal del Libertad “Talavera 50”. Ahora está el Movimiento Evita. El albergue transitorio continúa, porque  no pertenece a Libertad, pertenece a Benavidez. Pero, donde estaba el cabaret, después pusieron un Papa Panchio, que era algo similar pero más tranquilo y después vino el Movimiento Evita que tomó al Club Libertad.

¿Todas las actividades políticas se hacían ahí?

Se siguen haciendo. Hay talleres, ferias. Libertad no tiene actividad deportiva, todas actividades son del Movimiento Evita. Todas las manifestaciones que vos veas actualmente en el centro, salen desde el Club Libertad con sus banderas, los chalecos, todo sale desde ahí. Si vas para el lado de donde está el Ragone, están todas las pintadas, porque ahí vive la persona que es la cabeza del Movimiento. Son personas muy peligrosas, a nosotros nos han apretado nos han amenazado con cuchillos y con un revólver en una asamblea.

¿Qué es lo que pretenden ustedes para el Club Libertad?

Queremos cambiar todo eso, queremos devolverle la vida deportiva, social y cultural al barrio, a la zona de Villa La Rosa, Villa Soledad, El Portezuelo, todas las zonas que comprende Libertad. Que personería jurídica, actúe como corresponde y que, de alguna manera, le devuelva a Libertad lo que ellos también le quitaron, porque no actuaron como correspondía.

El gobierno tiene que darle la oportunidad a Libertad que sea lo que fue en las mejores épocas cuando se hacían campeonatos en las escuelas, había más de 400 socios, la pileta funcionaba para los socios, había un gimnasio, una pista de atletismo, fútbol, básquet y hoy nada de eso está. Nos expulsaron, nos trataron de lo peor, sin derecho a defensa. Por esperamos que se le devuelva la vida democrática a Libertad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here