La medida fue publicada esta mañana en el Boletín Oficial y alcanza a todos los empleados de la administración pública provincial.

 

Aquellos empleados públicos que hayan regresado de países con alta circulación del COVID-19 (coronavirus) y que se hayan aislado voluntariamente podrán gozar de licencia excepcional sin comprometer la normal percepción de sus haberes. El ministerio de Salud pública deberá determinar la cantidad de días de aislamiento y la modalidad de acreditación.

Puntualmente, el decreto 245 en su artículo 1 plantea: «Otórguese licencia excepcional a todo el personal que se desempeñe en la administración Pública, Centralizada o descentralizada y Organismos Autárquicos del Poder Ejecutivo, que habiendo ingresado al país desde el exterior, en forma voluntaria permanezcan en sus hogares, en un todo de acuerdo con lo dispuesto en las recomendaciones de las autoridades sanitarias pertinentes».

Por último, se insta al poder judicial, legislativo y al ministerio público a seguir los mismos lineamientos y disposiciones del decreto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here