Gala Cancinos fue vista por última vez hace más de dos años y su desaparición
sigue interpelándonos sobre la aceptación de las “identidades autopercibidas”.
(Por Andrea Sztychmasjter)
“Lo que no se nombra no existe” la frase del escritor y filósofo George Steine fue
reapropiada por el movimiento feminista no solo para dar cuenta del histórico
acallamiento de las mujeres y disidencias ante las recurrentes violencias sufridas sino
también para introducir el debate de lo que hoy se conoce como lenguaje inclusivo. Lxs
principales detractores del empleo de este lenguaje argumentan que la RAE ya ha
informado en diferentes oportunidades no avalarlo. Sin embargo y tal como lo afirmó
Santiago Kalinowski lingüista y lexicógrafo, “el objetivo del inclusivo no es volverse
gramática o lengua”. Busca calar en las conciencias, incomodar. Una x en el lenguaje
oral no puede nombrarse pero está ahí para interrumpir la lectura, en tanto que la e en la
oralidad buscar romper con el binarismo sexual. Pero es más que eso, es una posición
política dentro de los feminismos.
En julio de este año una nota aparecida en diario Clarín titulada “El misterio de Gala
Cancinos, la chica que salió de su casa y no volvió más” cita un dato brindado por una
fuente del caso que según refiere el periodista que firma el informe- es un detalle
eludido hasta por la propia familia: “Gala tenía numerosos perfiles en las redes sociales
(más de 10), donde escribía frases sobre su identidad (;se sentía un varón, señalaron) y
las diferencias con su familia por esta cuestión”.
El dato sin embargo no es nuevo, desde el primer momento de su desaparición
sobrevoló en torno un tema tan personal como político: ¿cómo se autopercibía Gala?
Quizás quienes tuvieron acceso a ver las publicaciones que hacía en sus redes sociales
puedan considerar que éstas eran una muestra de lo que pensaba, de cómo se sentía, de
lo que quería exteriorizar. No lo sabremos, sus perfiles fueron cerrados pero algunos
tuits recuperados por medios locales todavía se pueden leer en la red.
La cuestión de su identidad autopercibida fue consultada por medios locales a su padre
Javier Cancinos oportunamente: “El nombre que le pusimos a mi hija al nacer no es
identificativo, si crece y está consciente de lo que quiere ser, lo será, pero tiene 14 años
queremos que esté con nosotros”, mencionaba.
La situación llevó a que el propio colegio Belgrano tuviera que emitir un comunicado
sobre “la identidad sexual de Gala Cancinos”. Desde la institución educativa católica
situada en la estratégica zona céntrica de la ciudad se mostraron muy conmovidxs y
sensibilizadxs por la desaparición de Gala. No es para menos, la comunidad educativa
acompañó a la familia en las diversas marchas que se realizaron para exigir su pronta
aparición. A días de su desaparición el representante legal del Colegio Belgrano, Daniel
Torres Giménez, señaló que la institución no aplica ningún tipo de discriminación frente
a la diversidad de la identidad de género. Giménez sostuvo que se forma a lxs alumnxs
“en el marco de la doctrina social de la iglesia sosteniendo la educación religiosa,  pero
generando apertura para contemplar decisiones personales que corresponden al fuero
íntimo”.

La Ley Nacional de Género -26.743- establece que;el Estado reconoce la identidad auto percibida de las personas, sin determinar si es masculino o femenino, sino en el sentido de la voluntad de esa persona.

“Corazón inquieto”
Sin embargo con la implementación de un nuevo programa durante este año la
institución educativa considerada como una de las más exclusivas y caras de la capital
deja entrever que sus antiguas prácticas se encuentran obtusas para la adolescencia
actual.
Según detallaron desde la institución “Corazón Inquieto” es un programa de Formación
Humana y Cristiana que se inaugura en el año 2019, recogiendo experiencias educativas
previas (Itinerario Pastoral, Programa Kiva de prevención de acoso escolar, contenidos
de Educación Sexual) integrándolos y actualizándolos en el marco de los desafíos
culturales que se presentan hoy: “En medio de un cambio de época, es importante
redefinir algunas respuestas a interrogantes permanentes, cuyas formulaciones pueden
resultar ya lejanas a los jóvenes contemporáneos. El programa Corazón Inquieto, por
medio de talleres, clases áulicas, jornadas de formación (para alumnos y docentes)
pretende generar un espacio de reflexión sobre: la búsqueda de la propia identidad en un
entorno plural; la forma de vincularse con los demás; la pregunta por el sentido
(trascendente) de la vida”, aseguran.
El colegio Belgrano que abrió sus puertas en 1900 cuando solo tenía  16 alumnos
internos, cinco medio pupilos y once externos y no aceptaba a las mujeres que fueron
recién incluidas pese a una fuerte resistencia setenta años después, informa que este
programa implementado este año respeta “la originalidad de cada uno” y ayuda a
reforzar la formación en educación sexual integral “en el marco del ideario
institucional”.


Y al mismo tiempo lo dice todo
El lingüista Kalinowski aseguró que el lenguaje inclusivo es parte de una profunda
reflexión sobre el sexismo que sigue codificado en la lengua, es un esfuerzo extra
emplearlo pero como busca comunicar un contenido con la mayor eficacia posible es
también un fenómeno retórico: “Busca crear en el auditorio la persistencia de una
injusticia y lo logra y logra también la reacción de quien ve amenazado sus privilegios”,
describió y agregó que es ante todo un fenómeno político –discursivo- retórico.
El masculino genérico se codificó históricamente, ante la duda tiene que ser masculino
dice esta normativa patriarcal. “El masculino genérico es un universal porque es
universal la desigualdad”, señaló el estudioso, quien describió que el fenómeno del
lenguaje inclusivo es “de vanguardia y no necesariamente de las masas”, pero son lxs
adolescentes de colegios secundarios quienes ya han levantado la bandera.
La desaparición de la salteña Gala Cancinos y el uso del lenguaje inclusivo para mí van
de la mano. Al escribir una nota sobre su caso me vi frente a la duda de como nombrar.
Fue el momento en el que creí que escribir con lenguaje inclusivo ausente aun hoy en el
discurso periodístico de los medios más tradicionales y más leídos de Salta no solo era
necesario, era la forma de hablar a través de otrxs, era nombrar aquello que existe,
aquellas voces de quienes no están para nombrarse.

Búsqueda

A más de dos años de la desaparición de Gala Cancinos el Equipo de Búsqueda y
Rescate, asistido por agentes de la Policía de la Provincia y perros adiestrados llevó
adelante esta semana la “quinta etapa de rastrillajes” en el cerro San Bernardo en
busca de pistas que den con su paradero. La misma es una continuación de la tarea de
búsqueda iniciada en junio con el recorrido realizado en los terrenos de Lesser
contiguos a la ruta provincial 28 y en el río Wierna en Vaqueros, municipio de la zona norte del área metropolitana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here