Mirtha Sisnero busca trabajar como conductora desde hace una década. Hoy es la primera inspectora de la ciudad y hace unos días fue una de las cinco ganadoras de un premio que visibiliza a aquellas que trabajan por achicar las brechas de desigualdad.

La historia de la salteña Mirtha Sisneros llegó a medios nacionales. Allí reflejan que recientemente fue una de las cinco ganadoras del Premio Mujeres Solidarias que anualmente entrega la Fundación AVON para visibilizar a aquellas que trabajan para achicar las brechas de desigualdad y mejorar la calidad de vida de sus comunidades.

Mirtha es la autora del cupo para que salteñas accedan a ser conductoras del transporte público aunque personalmente en Salta no logró convertirse en una, sí es la primera inspectora mujer.

El proyecto por el que fue reconocida recientemente -que realiza con la Fundación Entre Mujeres- busca empoderar a mujeres conductoras y aspirantes a choferes de su ciudad con una serie de capacitaciones con perspectiva de género y derechos humanos apuntadas a transitar mejor las situaciones difíciles: el vínculo con sus compañeros varones y, sobre todo, los prejuicios habituales de los pasajeros. Son una serie de charlas que arrancarán a fines de este mes. «Muchas veces no les gusta viajar con mujeres y hay que tener un poco de paciencia. Hay personas que incluso no quieren subir; yo admiro a las choferes, porque se bancaron muchas cosas. A mí me pasa que cuando subo con un compañero a controlar las tarjetas me hacen ‘oso’ y le dan la tarjeta a él», comenta a Clarín.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here