Los vecinos, los alumnos, los padres y los directivos están furibundos.

Era un paredón lindo. Limpito. El paredón de la escuela técnica 3137, Martina Silva de Gurruchaga, ubicada en la esquina de Entre Ríos y República de Siria, fue ensuciado con pintadas del hermano de la Intendenta de Salta y generó un enorme malestar.

Está claro que a Juan Esteban Romero no le importa la ciudad: sólo su cargo. Ensuciar las paredes de un edificio escolar público no es un mensaje alentador y muestra cierta tendencia a la prepotencia e impunidad.

Desde la dirección del establecimiento educativo público instaron a los vecinos a denunciar esta práctica debido a que está prohibida en espacios públicos.

Este lunes por la mañana los vecinos de la zona oeste y padres de alumnos de ese establecimiento educativo se indignaron al ver la enorme pintada de Juan Esteban Romero. Algunos de ellos pudieron sacar fotos y filmar el momento en que se ensuciaba la pared, durante la noche del domingo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here