Se trata de Nicolás Nardelli, de 37 años. Se habría suicidado.

Nicolás Nardelli, de 37 años, uno de los dueños de la cerealera Vicentin, fue hallado sin vida por un amigo en la noche de este miércoles en una vivienda de Campo Timbó, un barrio cerrado de la localidad de Timbués, 35 kilómetros al norte de Rosario, en la provincia de Santa Fe, confirmaron fuentes policiales.

El hallazgo se produjo cerca de las 21 hs cuando personal de la comisaría novena de la policía de San Lorenzo concurrió hasta la vivienda ante un llamado telefónico. “Se divisa el cuerpo sin vida colgado, suspendido con una manguera de riego, no observando a simple vista rastros de violencia en el lugar del hecho”, indica el parte policial. Fuentes allegadas al fallecido, indicaron que “sufría un cuadro depresivo desde hace mucho tiempo”.

En el caso, interviene la Fiscalía de San Lorenzo, que tras el reporte del hallazgo ordenó la presencia del médico de policía y personal de gabinete criminalístico a la vivienda, y luego el traslado del cuerpo a la morgue para la posterior autopsia, que hasta el mediodía de este jueves no se habría realizado.

Nicolás era sobrino de Sergio Nardelli, el líder y CEO de la cerealera, que murió de un paro cardíaco en agosto de 2020 en medio de la crisis de la agroexportadora, en concurso de acreedores, y tras el intento de expropiación que llevó adelante el Gobierno.

Aunque el grupo Vincetin surgió en 1929 en Avellaneda, en el norte santafesino, en las últimas décadas se expandió en la zona de Rosario, particularmente en San Lorenzo y Timbúes, localidades ubicadas al norte de la principal ciudad santafesina, alrededor de la cual se concentra el polo exportador de granos y subproductos, que representa la principal actividad económica de la Argentina.

Vicentin llegó a ser la principal empresa de capitales nacionales en ese rubro destacado, hasta que en diciembre de 2019 se declaró en “estrés financiero” y en febrero de 2020 se presentó a la convocatoria de acreedores que todavía se tramita, a cargo del juez de Reconquista, Fabián Lorenzini.

En ese contexto, a mediados de 2020, el Gobierno nacional impulsó con un decreto la intervención de la agroexportadora y desde sectores kirchneristas propusieron que la empresa sea expropiada. Finalmente, dos meses después, el presidente Alberto Fernández, firmó otro decreto que desistió de la medida intervencionista por parte del Poder Ejecutivo y la causa civil y comercial quedó bajo jurisdicción de la Justicia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here