La dirigente del Partido Obrero no dudó en decir que la intendenta y los funcionarios de la Muni «son los responsables del crimen».

En tan solo tres tuits, Bettina Romero dio una master class sobre cómo lavarse las manos en un caso que le compete y -lo más difícil- logró presentarse como una mera espectadora, casi como una víctima, ante un hecho en el que, en realidad es responsable.

Cristina Foffani, dirigente del Partido Obrero, no se lo dejó pasar. «Justicia por Nahuel. La Romero y sus funcionarios sabían que hay mafias en el parque San Martin. Son los responsables del crimen», no dudó en decir.

Foffani también criticó las declaraciones de Federico Casas: el funcionario municipal aceptó, entrevistado pro El Tribuno, que ni siquiera tenían un registro de cuántos puesteros había (y desde luego, no saben sus identidades.

Los testimonios confirman que había una mafia que operaba en el Parque, con total complicidad municipal.

Una puestera y testigo dijo a un medio local que todo empezó meses atrás, donde una pareja de puesteros «Alejandra y Javier, que cobran ‘comisiones a diario’ a los vendedores de la zona», son los delegados y bendecidos por la Municipalidad de Salta para realizar la colecta de dinero. “Son parte de una mafia entre funcionarios, que vienen a pedir que les paguemos todos los días por poder vender y estar aquí, juntan toda la plata y le entregan una buena parte a uno de los inspectores». Tienen más de 10 puestos, “intiman violentamente a los demás comerciantes, y actúan como si el Parque fuera de ellos. Son unos mafiosos, si no le pagamos nos amenazan de muerte”, denunció.

¿Bettina no sabía esto?

Un ambulante coincidió con la comerciante y dijo que la pareja acusada, «cobra la estadía del lugar, teniendo la bendición de la Municipalidad de Salta» y el libre albedrío de «cobrar a los demás, el espacio que se ocupan» con juegos y carros de comidas rápidas, «los inspectores no se hacen cargo, miran para otro lado, los mandan a cobrar para dejarnos trabajar, es un tema de meses, que los funcionarios lo tapan, con tal de obtener la plata negra a diario».

Por eso es caci un chiste que Bettina presente una denuncia: la justicia no tiene que investigar a otros, tiene que investigar a la Municipalidad, cuya cabeza es ella misma.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here