El Ministro de Seguridad Manuel Pulleiro habló sobre el cuestionado rol de la policía en cuanto a los protocolos para garantizar el distanciamiento social, que registran al día de hoy 16400 infractores demorados por la institución. También dijo no saber quiénes son los responsables de que hayan ingresado tantos colectivos de Silvia Magno. Por: A. Palacios.

 

Cuando en Salta han comenzado a aumentar paulatinamente los casos de coronavirus y no se descarta una vuelta a la fase 1, la eficacia de los controles es una de las prioridades que recibirá consuetudinarios cuestionamientos.

El periodista Maximiliano Rodríguez conversó con el ministro de Seguridad, y le consultó en relación a la empresa de Silvia Magno, que fue imputada por ingresar sin permiso a la provincia, y cuyo control depende de la Policía de Salta. El funcionario pretextó que “estamos en doce puntos de acceso a la provincia, con policía y personal de salud y lo primero que se les pide a los colectivos cuando ingresan a la provincia es un documento que se llama DUT, y en algunos casos, aunque no con Silvia Magno, hemos encontrado algunos con documentación cambiada”.

Pulleiro no pudo dar precisiones respecto de lo que sucedió con dichos ingresos. De acuerdo a su evaluación, los colectivos de esta empresa y sus viajes son “motivo de investigación, por eso estamos trabajando junto con el grupo de fiscales. Y por el lado de la Policía, en cada uno de los casos en que la empresa Silvia Magno ingresó con un colectivo y no fue controlada. Tenemos el nombre de cada uno de los efectivos que realizaron los controles y también desde el Ministerio de Seguridad tenemos la oficina de Asuntos Internos que investigará cada uno de los casos, y si corresponde o no responsabilizar a algún policía y en consecuencia, la sanción correspondiente”.  Y reconoció que “la respuesta sólo la puedo dar cuando termine la investigación, no sé hoy quién es el responsable de no haber controlado siete colectivos”.

 

Aseguró que “no existe ninguna orden por parte del Ministerio sobre excepciones y preferencias con nadie. No hay ningún tipo de regla que permite que alguna empresa deje de cumplir con los protocolos”. En general, ratificó que las fuerzas de seguridad provinciales se ocupan de controlar “a todos los colectivos y controla a todos. Hay distintos momentos de control en el acceso a la provincia. Si vienen desde el sur se hacen en El Tala o en El Durazno, donde se pide documentación al chofer hasta la lista de pasajeros; según el destino donde vayan se hace un control de salud y la policía registra los nombres de todos los pasajeros. Nosotros estamos llevando a cabo este operativo hace 80 días y los controles se van mejorando, hoy estamos trabajando con un formato digital y llevamos un registro vía web”.

Preguntado acerca de las 16455 personas que fueron demoradas o consideradas como infractores por actos como falta de barbijo al circular, el ministro aseguró que no fueron demoradas, y que si existieron casos en que sí, se encargaría de investigar: “Es una medida disuasiva para que la gente tome conciencia de la problemática y respete el distanciamiento social, pero de ninguna manera se ha detenido a nadie por estas infracciones”  aclaró.

Por otra parte, también se refirió al caso de Medrano, hermano de la ministra de Salud, que insultó a policías que le hacían un control, mientras el hombre se dirigía a una reunión social. En ese sentido, explicó: “El COE recibió la información de este señor que estaba encuadrado dentro de los permisos que habilitaban las reuniones con menos de 10 de personas en el área metropolitana, entendiendo que  el lugar donde iba era Campo Quijano. No obstante, no se tenía conocimiento de que había agredido, por eso se lo había dejado pasar. La misma policía hace la denuncia y nosotros intervenimos a partir de la denuncia en la comisaría”.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here