El problema de funcionarios que se transportan en automóvil  y no saben de bicicletas. La iniciativa municipal no te alcanza ni para dos llantas. 

Quizá no sería tan criticable, de no ser que lo anunciaron con bombos y platillos. Tomaron, como un gran logro, una decisión que hasta puede ser tomada por un tío piola que te presta unos mangos para que arregles la bici.

Y es que la muni de Bettina anunció que otorgará créditos fiscales de $2.000 para la reparación de bicicletas.

En el diario de Bettina la aplauden, por supuesto, en una nota que comienza diciendo: “Una excusa menos para no andar en bicicleta”.

Primero no es una excusa, es un problema. Segundo; las políticas de Bettina no erradican ese problema. Los dos mil pesos para arreglo es una burla: un asiento básico cuesta $1500. En Mercado Libre hay un combo de dos cámaras y dos cubiertas por $3.500. Y estos precios no incluyen la mano de obra, por supuesto.

Además, la gran estadista «Titi» Romero, dijo que dará $8.000 para la compra de bicicletas nuevas. En Mercado Libre la más barata está a $16.000 y es una bici para una nenita de tres años.

Otro chiste extra: los arreglos los harán sólo “talleres mecánicos registrados en la comuna”.

La ayuda de Bettina no llega ni a una camisa que usa la intendenta. Se trata de una cifra miserable para una jefa comunal que siempre habló de implementar grandes cambios en la ciudad.

 

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here