Soberanía en terapia intensiva

 

El próximo 30 de abril vence la actual concesión a Hidrovía SA, cuya concesión fue otorgada hace 25 años por el menemismo, pero el presidente Fernández emitió un cuestionado decreto. Hablamos con el periodista especializado Germán Mangione. (Gabriela Hernandez)

 

Es un mes decisivo para la soberanía en Argentina pues se debate la concesión o estatización de la hidrovía Paraná – Paraguay, que actualmente se encuentra en manos de Hidrovía SA, que es un consorcio binacional integrado por la compañía belga Jan de Nul y el grupo argentino Emepa, del empresario Gabriel Romero.

 

Un cuestionado Decreto

Todo estaba encaminado a una empresa estatal de la hidrovía que generó grandes expectativas en la patria marítima, pero el presidente Alberto Fernández dio marcha atrás y el 26 de noviembre del año pasado lanza un cuestionado decreto: el 949/20 que autoriza el llamado a licitación pública nacional e internacional para adjudicar la concesión de obras “para la modernización, ampliación, operación y mantenimiento del sistema de señalización y tareas de dragado y re dragado y mantenimiento de la vía navegable troncal” del Río Paraná, en un tramo comprendido entre el kilómetro 1.238 hasta la altura del kilómetro 239,1 del canal Punta Indio, en el Río de la Plata.

El decreto generó opiniones contrarias tanto de Juan Grabois como de Jorge Taiana, y hasta surge la creación del Foro por la recuperación del Paraná el cual integran varias figuras políticas, gremios, entre otros espacios, que se sumaron recientemente a una actividad de recuperación soberana en conjunto con ex veteranos de Malvinas.

En Salta surge “Salteños por la soberanía” que es un espacio que también exige estatización de la hidrovía y el descarte del decreto de la concesión, lo que es una muestra del crecimiento del reclamo y el pedido de una respuesta en el país.

 

Lo que dice Alberto

El presidente ratificó la decisión de someter todo a una concesión, en su discurso en la apertura de sesiones mencionó al transporte fluvial, y prometió la creación de “una agencia nacional en la que estén representadas todas las provincias del Litoral para participar primero del proceso licitatorio y para controlar después el efectivo cumplimiento de las obligaciones del nuevo concesionario de la Hidrovía Paraná-Paraguay”. Además un nuevo plenario del Consejo Federal Hidrovía se realizará el próximo 6 de abril. Allí, se analizarán los informes de las comisiones y se fijarán pautas generales de los pliegos licitatorios.

 

3 partes

El Gobierno decidió dividir la licitación de la Hidrovía en tres partes:

1 Timbúes al norte hasta Confluencia,

2 Al sur hasta la salida oceánica

3 Canal Magdalena para darle salida a los puertos del sur de Buenos Aires.

Los sueños de estatización serían descartados por el gobierno ya que se tomarían las jugosisimas concesiones para resolver relaciones geopolíticas con Europa y China

 

Empresas extranjeras interesadas en la licitación

La Argen-Belga Jan De Nul sin Emepa, que se ocupa del balizamiento, la otra belga, Deme Group; las holandesas Royal Boskalis (Macri y Máxima) y Royal Van Oord y la china Shangai Dredging Company.

 

El duo  «Máxima/Macri»

 

La relación entre Máxima Zorreguieta y Mauricio Macri viene afianzándose hace un buen tiempo en 2018 en una visita de Macri a Holanda avanzaron en un proyecto impensado, pues querían crear una hidrovía continental paralela al Paraná que atravesaría el centro del país hasta el Atlántico, dicho proyecto fue truncado por los agroexportadores que consideraron que demandaría un gasto descomunal.

Ahora el dúo vuelve para apoyar a la compañía holandesa Boskalis, una de las mayores interesadas en la licitación que lanzará el gobierno nacional para renovar la concesión de la hidrovía.

 

Foro por la recuperación del Paraná

Este medio habló con periodista Germán Mangione que contó que el foro se creó ante el avance de la reprivatización de la hidrovía, piden la creación de una empresa estatal para que los argentinos vuelvan a manejar los recursos y riquezas de la Argentina «recuperar el Paraná está en línea con la pelea que ha dado siempre el pueblo argentino por recuperar la soberanía sobre las Islas Malvinas, son 2 causas que tienen un vértice común, perder el Paraná es como perder Malvinas, es perder los recursos del territorio, una discusión que lejos de ser económica es geopolítica, que tiene que ver con los intereses de las grandes potencias en quedarse con recursos que no le son propios» y agregó «no es el negocio del Peaje, como a veces nos quieren hacer pensar, es el control estratégico de la vía por donde sale toda la producción de la Argentina y una parte de la producción de América Latina y es por donde ingresan las grandes producciones de las grandes potencias, es un doble embudo de un rol que le han asignado a América Latina, por eso la disputa por el control es tan grande» además remarcó que lo que pasa en Argentina no pasa en ninguna otra vía navegable del mundo, refiriéndose a que nos manejen el río los sectores privados y peor aún los extranjeros.

 

Libro «Argentina sangra por las barrancas del Río Paraná»

El autor es Luciano Orellano, dirigente nacional y regional Santa Fé del PCR y presidente del PTP Santa Fé, el cual escribió un libro esencial para entender los problemas de soberanía en el Río Paraná

Descripción

En el marco de la discusión por el futuro de la hidrovía Paraguay-Paraná, el libro de Luciano Orellano irrumpe para poner en debate temas centrales en torno a la soberanía, el federalismo, el control del río y el modelo productivo de nuestro país.

 

En esta edición de Editorial Ágora, que cuenta con cerca de 500 páginas, el libro se propone a través de una rigurosa investigación de más de 10 años, acompañada de mapas, infografías, ilustraciones a todo color y un diseño que invita a la lectura, “bajar a tierra” aquellos temas que sólo se debaten en lugares cerrados.

 

La figura de Manuel Belgrano está presente desde el inicio del libro, con un abordaje que retoma su legado histórico (recuperando el Belgrano científico, pensador, economista, el político revolucionario, el impulsor de la marina mercante y fundador de la escuela naval, desvelado por la industria nacional y la igualdad entre los hombres que habitaban estas tierras), y que para el autor encuentra 200 años después plena actualidad en muchos de sus postulados. PTP Santa Fé

 

La lucha por la soberanía no será fácil, es un tema demasiado extenso para hablar en una sola nota, luchar por la soberanía es luchar contra el saqueo, es in en contra de quienes por siglos se han aprovechado de nuestra tierra. En un país rico muchos mueren de hambre, alimentamos a muchos países pero no satisfacemos las necesidades de nuestro pueblo, en Salta se nos mueren niños de hambre, es hora de decir basta y tener la conciencia suficiente como para recuperar la patria, hoy tan devorada por las potencias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here