Como no podía ser de otra manera, el gobernador que todo lo recicla no podía dejar desamparada a su tan cuestionada ex ministra de Derechos Humanos, María Silvia Pace. Esta vez fue simple, ya que la Pace vive en Buenos Aires le inventó un carguito ahí, en la Delegación Casa de Salta.
Durante la escandalosa gestión de la ex ministra Pace, fue justamente cuestionada por su lugar de residencia, era de público conocimiento que la Pace vivía en Buenos Aires, y que a veces con suerte, se pasaba unos días en Salta. Ahora que fue cambiada por la maquilladora y flamante ministra Marianela Cansino, el gobernador no podía dejarla sin nada: la Secretaría General de la Gobernación creará la Coordinación de Relaciones Internacionales e Institucionales de la Delegación Casa de Salta en Capital Federal y tras ese cargo inventado designará a la doctora Pace, que se había quedado desempleada.
Lo único que se argumenta es que se ve “la necesidad de contar con un área jerárquica responsable en lo referente a relaciones internacionales e institucionales en el ámbito de la Delegación Casa de Salta en Capital Federal; y Que la Dra. María Silvia Pace es el profesional idóneo para cumplir con las funciones inherentes al área citada precedentemente”, pregúntese por qué es idónea.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here