Usando su identidad, solicitaron préstamos. La justicia le da la razón al empleado municipal de El Carril, pero la entidad bancaria quiere seguir cobrando.

Cuando uno quiere hacer cualquier mísera consulta al 0800 del Banco Macro tiene que dar todos los datos y después responder un cuestionario, que en Estados Unidos no se lo hacen ni a la descendencia de Bin Laden, para confirmar la identidad. Sin embargo, a un trabajador de El Carril le chuparon la cuenta sueldo sacando un préstamo a su nombre.

Este martes en audiencia virtual el banco de Jorge Britos deberá explicar al trabajador Adolfo López por qué no funcionó el sistema de seguridad de resguardo de los intereses patrimoniales de los clientes.

Ese hecho provocó el vaciamiento de su cuenta sueldo, sus ahorros y el uso de su identidad con datos bancarios para ser estafado con préstamos que jamás el damnificado solicitó a esta entidad bancaria.

Como parece que el Banco quiere seguir cobrándole al pobre trabajador, la Secretaría de Defensa del Consumidor del Gobierno de Salta intimó a que se abstengan de proceder al débito de ninguna suma de dinero con motivo de los cuestionados préstamos.

Esto puede ser sólo el comienzo para el banco. Defensa del Consumidor intentará delinear la responsabilidad del banco en estas denuncias por estafa y robo de identidad del vecino: un hecho así sólo se puede concretar con la complicidad de alguien del banco.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here