Para la edil Ana Paula Benavides, la jefa comunal incurre en “incumplimiento de deberes de funcionario”.

el Concejo Deliberante capitalino volvió a convertirse en el epicentro de las críticas hacia la intendenta Bettina Romero, últimamente más preocupada en disfrazarse de gaucha y posar para las fotos, que en gobernar la caótica ciudad.

En esta oportunidad fue la edil Ana Paula Benavides la que salió con los tapones de punta.

Comenzó por un proyecto que buscaba declarar Reserva Natural Municipal a dos catastros ubicados en el exbasural de Finca La Pedrera.

La concejala no tuvo miramientos para cuestionar a la gestión de Bettina Romero. “Hasta el momento no hemos tenido una respuesta. Ni vemos tampoco que se haya hecho una ordenanza en el lugar. Pese a que también se procuró su incorporación en el presupuesto. Está contemplado dentro del presupuesto y las ordenanzas están para ser cumplidas”, afirmó Ana Paula Benavides.
“Como legisladores tenemos esa función que es la de sancionar leyes y el Ejecutivo tiene la obligación de cumplirlas”, añadió. “Lamento el incumplimiento de deberes de funcionario en los que están incurriendo de manera constante el Ejecutivo Municipal. Si no es una ordenanza que no es enviado desde el mismo Ejecutivo no las cumple”, sostuvo la edil.

Las críticas de Ana Paula Benavides no cesaron y hasta cuestionó el manejo de los fondos enviados por el Gobierno Nacional. “Hay recursos que han venido desde Nación y no hay mucho que se haya hecho. ¿Dónde están esos recursos?”, sentenció la concejala que también aseguró que existe un desgaste entre el ejecutivo y el Concejo Deliberante.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here