Esta mañana se movilizaron propietarios y trabajadores de jardines maternales en reclamo de subsidios para sobrevivir a la pandemia. Aseguran que ya cerraron 45 establecimientos. 

Luego de 180 días de inactividad, unos 45 jardines maternales debieron cerrar sus puertas ante la falta de ingresos y otros 80 aún continúan en pie aunque con serias posibilidades de quebrar. Esta mañana trabajadores y propietarios de los establecimientos marcharon hacia el Grand Bourg y solicitaron ser atendidos por el gobernador.

Desde que comenzó la pandemia, algunos de ellos aseguraron haber recibido sólo bolsones de alimentos y líneas de crédito a las cuales no pueden acceder, dado que se trata de montos de 200 mil pesos a pagar en cuotas de $25 mil.

«Lamentablemente hoy muchas compañeras están vendiendo todos su materiales y no cobraron sus haberes porque no pudimos acceder al ATP. Muchos jardines tienen de 10 a 15 familias a cargo, pero lamentablemente los padres no están pudiendo cumplir con las necesidades básicas», detalló la referente Silvina Tapia a un canal local.

Por otro lado, remarcaron que los pedidos de audiencia con representantes del ejecutivo fueron numerosos, pero que hasta el momento no fueron respondidos. Entre las propuestas de trabajo que los propietarios buscan acercar al gobernador está la de un «subsidio de emergencia» para sobrellevar la crisis desatada por el parate.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here