Pese al acalorado debate, que incluyó críticas y menciones al frustrado Fondo de Reparación Histórica, la legislatura aprobó el proyecto por 57 votos positivos contra 1 negativo.

 

Con tan solo un voto en contra, y a escasas 24 horas de su remisión a la legislatura, el proyecto oficial para renegociar la deuda en dólares de la provincia por 400 millones obtuvo media sanción. El objetivo del ejecutivo provincial es evitar caer en cesación de pagos, lo cual podría ocurrir en dos semanas si no se resuelve qué hacer con la deuda.

En el recinto no faltaron las menciones a los planes de obras anunciados durante el gobierno de Juan Manuel Urtubey, conocidos como: Fondo de Reparación Histórica y Fondo del Bicentenario. Algunos legisladores del oficialismo incluso cuestionaron con dureza la legitimidad de la deuda contraída en el período anterior, pero votaron a favor de otorgar al ejecutivo la potestad de renegociarla.

El diputado radical Héctor Chibán, quien votó a favor de la iniciativa, cuestionó las facultades otorgadas al gobierno. «Les pido por favor que lean todas las facultades que le estamos delegando al Poder Ejecutivo Provincial. Pueden vender el Grand Bourg. Lo que estamos votando no es ni mas ni menos que lo que votaron los diputados que estaban aquí en 2012, cuando se votó el Fondo de Reparación Histórica, que hipotecaron el futuro de varias generaciones de salteños y salteñas».

Por su parte, el diputado del Partido Obrero Claudio Del Pla, fue quien dio el único voto negativo durante la sesión. «Cuando la provincia dice: ‘Vamos a renegociar el pago de esta deuda’ ¿Qué esta haciendo de manera implícita? reconociendo la legitimidad de la totalidad de esta deuda. Votar a favor de esta ley es votar el reconocimiento íntegro de esta deuda fraudulenta. Una investigación seria debería terminar con varios funcionarios en cana«.

Entre los que apoyaron de manera explícita el proyecto estuvo el diputado Adrián Valenzuela, quien apeló a las «preocupaciones de los salteños» para justificar su adhesión. «Este parlamento es una herramienta que viene a saldar esa deuda histórica que van a pagar mis hijos, mis nietos y mis tataranietos. ¿Cómo le explico al señor Godoy del Paseo San Martín, que hace dos meses que no trabaja, que la provincia puede entrar en default? Hablamos de una herramienta, no la hagamos tan difícil«.

El proyecto deberá pasar ahora por la cámara de senadores quien la convertirá en ley en la próxima sesión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here