La titular de Desarrollo Social negó la existencia de informes realizados en la gestión anterior.

La ministra de Desarrollo Social provincial, Verónica Figueroa, ratificó que su cartera no cuenta con la base de datos que orientó el accionar del antiguo Ministerio de Primera Infancia. Incluso, la funcionaria indicó este jueves que la cartera a su cargo se encuentra abordando el problema de la desnutrición con los relevamientos hechos en las últimas semanas por Atención Primaria de la Salud y algunos Centros de Primera Infancia.
En cuanto a los archivos informatizados con los que trabajó la inclasificable cartera creada por la administración Urtubey, Figueroa aseguró que ella o Desarrollo Social no cuentan con “esos datos” porque a ella no se “los dejaron”. En cambio, precisó en un diálogo mantenido con diario El Tribuno, que habría “que preguntarle a Abeleira y a los que corresponda”, disparó.

Duda cada vez más profunda

Esta negativa de la funcionaria de la gestión Sáenz aventó la conjetura que sustentó nuestro artículo anterior, publicado el 14 de enero pasado, titulado “Perinola envenenada: Todos pagan & uno factura?”. Allí, “Cuarto Poder” dio cuenta que “todo apunta a la base de datos de la que se hizo el ex Ministerio de Primera Infancia, desde la órbita de la gestión Urtubey, pero que al ser eliminada dicha cartera, habría posibilitado a sus ex funcionarios una arremetida mercantilista”.
Esta nota había sido acompañada por una antigua visita que el titular de este Ministerio, Carlos Abeleira, hiciera al Observatorio de Violencia Contra la Mujer, acompañado por Sebastián Gomeza (ex Finanzas) y Carlos Parodi (ex Jefe de Gabinete). La foto vino a cuenta que en aquella reunión, en 2016, le plantearon a esta comitiva sus dudas en cuanto a la legalidad con que se hizo la obtención de información sobre los casos de desnutrición en niños.