Dos «fiestas clandestinas» fueron noticia en las últimas horas. En una se allanó la vivienda y se imputó al organizador, en la otra sólo se labraron actas. ¿Hace falta aclarar a qué clase social pertenecía cada una?

El reporte policial del lunes da cuenta de que se detectaron tres «fiestas clandestinas» en la provincia durante el fin de semana, pero en las últimas horas, se sumó un nuevo caso en el municipio San Lorenzo. Se trata de una vivienda ubicada en la calle Virgilio García, donde los vecinos denunciaron hechos reincidentes de ruidos molestos.

La información fue consignada por el sitio web del Ministerio Público Fiscal, pero a diferencia de otros casos similares, no se entró en detalles sobre la «abundante bebida alcohólica», «música a alto volumen» o «presencia de menores». Tras la intervención policial, sólo se dispuso el labrado de actas de infracción por pedido del fiscal contravencional.

La noticia surge luego de que FM San Lorenzo viralizara un video donde se ve a un grupo de vecinos increpar a jóvenes en la misma zona por realizar reuniones sociales. El detalle: uno de ellos llevaría el apellido Urtubey, según el medio.

La información, tal como está planteada por el sitio oficial, contrasta mucho con lo publicado en relación a un hecho similar en zona sudeste. En este caso, la suerte del infractor fue muy distinta. «Lo imputaron por realizar fiestas clandestinas en un barrio de zona sudeste», es el título que lleva la publicación en cuestión.

En efecto, el El fiscal penal 6 Juan Marcos Ezequiel Molinati, dispuso el allanamiento, la detención y la imputación de un hombre de 30 años por realizar fiestas en su casa de Barrio Siglo XXI. En el procedimiento se secuestraron equipos de sonido, luces y reproducción de música; bebidas alcohólicas y otros elementos. La imputación que cursa en su contra es por violación a las medidas sanitarias.

Si bien, entre los argumentos se destaca que el hombre era reincidente, el procedimiento fue muy distinto al realizado en la «choloparty» de San Lorenzo, donde los implicados también acumulaban denuncias y llamados al 911. ¿Clasismo en Salta? ¿Será?

Así refleja ambos casos el portal oficial «Fiscales Penales»

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here