Referentes de la comunidad wichí y guaraní critican las nulas políticas del IPPIS y de la secretaría de Asuntos Indígenas.

Por la ausencia de políticas que velen por sus derechos referentes de comunidades indígenas del norte provincial se encuentran en las puertas de Ciudad Judicial a la espera de ser recibidos por fiscales.

Uno de los referentes de la comunidad guaraní manifestó a este medio que se hicieron presentes en esta capital para pedir a la justicia de Salta que quienes se benefician personalmente en nombre de las comunidades den un paso al costado para que asuman personas que verdaderamente los representen y defiendan sus derechos.  

La intervención del Instituto Provincial de Pueblos Indígenas comenzó durante la gestión del exgobernador Juan Manuel Urtubey y continúa con una intervención financiera a la espera de una elección.

En Salta hay 480 comunidades indígenas en toda la provincia y se eligen 9 vocales, uno por cada Pueblo reconocido, Tapiete, Chulupi, Chorote, Wichí, Chané, Qom, Diaguita, Kolla y Guaraní. Aunque en el territorio salteño también hay organizaciones de los pueblos Atacama, Tastil, Lules, Iogys y Weenhayek, la Provincia todavía no los reconoce oficialmente y por lo tanto están impedidos de participar de la conducción del organismo estatal que tiene como objetivo ocuparse de las políticas públicas para los pueblos originarios.

En 2019 los miembros de las comunidades sufrieron la represión policial mientras se encontraban cortando la ruta 34 a la altura de Cuña Muerta en Tartagal.

Reclamaban al igual que hoy la intervención de la justicia para acabar con la corrupción dentro del Instituto Provincial de Pueblos Indígenas de Salta (IPPIS), ya que apuntan como responsables del faltante de 17 millones de pesos al presidente y tesorero de la institución. Ademas pedían que se reglamente en la ley del IPPIS que no se admitan candidatos que tengan cargos por causas de corrupción.

Infantería, con 150 efectivos se hicieron presente en la ruta 34, esto desencadenó una brutal represión dejando el saldo de heridos por balas de goma.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here