La captación de jóvenes se daba a través del grupo de Facebook “Busco Trabajo Salta” donde el perfil “Luciana Chocobar” solicitaba “chicas de 18 a 25 años” para trabajar ocho horas por día, en días y horarios a convenir.

 

 

Una investigación iniciada por el fiscal federal de Salta Ricardo Toranzos permitió la detención de dos mujeres y un hombre acusados de «trata de personas agravado por el número de víctimas«.

Los acusados serían cabecillas de una organización que explotaba sexualmente a mujeres en Salta pero que tendría vínculos en Santiago del Estero.

Según se desprende de las fuentes judiciales, en la audiencia de formalización de la acusación el fiscal explicó detalladamente el accionar de la organización que explotaba sexualmente a jóvenes de entre 18 y 25 años de edad, aunque no se descarta que también hayan explotado a menores.

Lxs sospechosos operaban en Salta Capital, y se había replicado en Santiago del Estero. El fiscal no descartó que pueda haber más implicados. En distintos procedimientos el fin de semana pasado se rescató a siete jóvenes.

Toranzos relató que la investigación se inició a partir de las denuncias de dos mujeres, entre el 22 y el 28 de mayo pasado, quienes señalaron que en la página de Facebook “Busco Trabajo Salta” se dieron con un mensaje del perfil “Luciana Chocobar”, que solicitaba “chicas de 18 a 25 años” para trabajar ocho horas por día, en días y horarios a convenir. Las dos denunciantes contaron que al chatear con esta persona, les dijo que el trabajo consistía en el servicio de sexo por dinero, ofreciéndose como acompañantes a través de las redes.

Una de las denunciantes contó que al pedir más información sobre cómo se hacían los servicios, supo que se utilizaban departamentos en la zona céntrica de la ciudad, donde se daban servicios sexuales, por lo que podía percibir entre $800 y $1500 por sesión, dependiendo del “servicio” que brindara.

Más tarde hubo una tercera denuncia, presentada en una dependencia de la Policía de Salta por una madre, quien pidió ayuda afirmando que su hija era sometida por una organización que la explotaba sexualmente, y entregó como prueba 30 tarjetas de publicidad de una agencia de acompañantes denominada “Ángeles y Demonios”.

El fiscal explicó en la audiencia que estas tarjetas tenían impresos distintos números telefónicos, que al ser investigados llevaron a dos de las acusadas, entre otras personas. Los investigadores también consiguieron constancias de transferencia de dinero de la hija de la denunciante a la principal acusada.

Toranzos resaltó los datos obtenidos de la indagación sobre páginas web redes sociales surgidas de las denuncias, lo que permitió llegar a quien captaba a jóvenes desde distintos dispositivos electrónicos ubicados en su domicilio, en la zona sudeste de la ciudad.

 

En cuanto a la denuncia de la madre, los investigadores dieron con sitios webs donde la joven era ofertada, tanto en Salta como en Santiago del Estero, y con teléfonos de contacto que al ser investigados llevaron a las dos acusadas.

Toranzos destacó que las acciones que llevaron adelante los ahora acusados son de gravedad, a tal punto que replicaron en otras provincias la organización montada en Salta.

El fiscal sostuvo que la forma de captación, la reserva temporal de departamentos y la manera en que los servicios sexuales se realizaban, es una modalidad que se replicó en Santiago del Estero, donde incluso las víctimas que eran iniciadas eran ofrecidas como una novedad en las organizaciones espejo que montaron.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here