El presidente del Consejo Provincial de la Educación Católica salió a pegarle un mangazo al gobierno.

La crisis golpea a todos. Con especial saña a los colegios privados católicos, que al ya recibir una importante ayuda del gobierno provincial, se quedaron sin los créditos ATP, a través de los cuales el Estado Nacional abonaba la mitad del sueldo de los trabajadores (en blanco).

Por eso ahora el presidente del Consejo Provincial de la Educación Católica (Coprodec), Roberto Suaina, salió a implorar una ayuda divina y otra del gobierno de Gustavo Sáenz.
Suaina dijo en una emisora local que según un informe que hace la Santa Sede, “si los distintos gobiernos nacionales y provinciales no hacen eco a una ayuda concreta, peligra la continuidad de las instituciones educativas que están en manos de entidades religiosas y arzobispados”.

Muchos chicos desertaron. Muchos no pueden pagar las cuotas. “Este año lo vamos a tener que pasar muy rengos en todo lo que es contenido y muchos otros temas, pero esto nos invita a apostar a la continuidad de los chicos en las aulas en el tiempo que viene para poder ajustar lo que no se ha dado”, dijo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here