Así lo manifestó el médico residente Daniel Gatica quien renunció tras ser agredido por familiares de una persona que falleció por Covid.

Daniel Gatica, médico de Orán, fue agredido físicamente al igual que la guardia del hospital San Vicente de Paul donde trabajaba. El hecho ocurrió anteayer por la tarde y los agresores fueron los familiares de una persona que falleció víctima del Covid-19.

“Yo creo que ni yo ni ninguno de mis colegas deberíamos estar en esas salas repletas”, describió al tiempo que señaló la terrible situación de colapso sanitario que atraviesa el norte provincial.

Gatica renunció a la guardia (no a la residencia) y escribió la carta abierta. «Me cansé de salir a las 15 y volver a las 18 y salir dos días después, sin tener donde bañarse ni cambiarse, total SOMOS RESIDENTES, todo ¿para qué? Para recibir esto… una agresión física y al alma de una sociedad hipócrita e injusta que cuando se tenía que cuidar, todo era joda y joda, y hoy lloran a sus muertos y reclaman atención».

El doctor informó que Orán posee además la tasa más alta de mortalidad del virus de todo el país. “En Orán la letalidad del virus es del 10%”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here