El nuevo Ministro de Seguridad provincial, Alejandro Cornejo D´Andrea, fue el que firmó el contrato con Telmex Argentina del mexicano Carlos Slim y por el cual la provincia desembolsara 54 millones de dólares por el Sistema de Video Vigilancia. El mismo que aún no logra aminorar los delitos.DA
Que el ahora ministro de Seguridad cuente con la confianza del gobernador es algo indudable. No sólo por una cuestión de clase, sino también porque en Alejandro Cornejo D´ Andrea recayó hace unos años la firma de un contrato que a la provincia le costó la asombrosa cifra de 54 millones de dólares. Ocurrió el 29 de junio del 2012, cuando el decreto 2.154 aprobó el Contrato celebrado el 6 de Junio de 2.012 “entre la Provincia de Salta representada por el Lic. Alejandro Cornejo D´Andrea, en su carácter de Secretario Ejecutivo de la Coordinación de Gabinete de Ministerios y la empresa TELMEX Argentina S.A. representada por los señores…”. Se trataba del denominado “Servicio de Conectividad de Organismos Públicos y Sistema de Video Vigilancia” que la gobernación enmarcó en el llamado “Plan de Conectividad 2011″ y “Red Privada de Transmisión de Voz y Datos”.
Prescindamos por un momento de la descripción del proyecto y detengámonos en repasar brevemente la historia de ese contrato que el 27 de octubre del año 2011 parecía naufragar. Ese día, el Boletín Oficial publicó el Decreto 4584 que declaraba fracasada la Licitación porque, según los considerandos, la empresa Telmex exigía formas de pago no previstas en los pliegos. Cuando este medio se comunicó con el actual ministro para obtener precisiones, Cornejo D´Andrea manifestó que Telmex pretendía cobrar en dólares mientras el Gobierno disponía el pago en pesos. Si Telmex Argentina (filial de la mexicana propiedad del hombre más rico del planeta: Carlos Slim) se entristeció por la situación, la tristeza duró poco. En el mismo Decreto el Gobierno insistía en la necesidad del Servicio de Conectividad y el Sistema de Video Vigilancia y, por ello, mientras el artículo 1 declaraba fracasada la licitación, el 2 llamaba a una nueva: la 233/11.
¿Cuál fue la novedad de esa nueva licitación? Que se habían confeccionado “nuevos pliegos licitatorios, a fin de facilitar la realización de ofertas por parte de las empresas prestadoras de servicios”. ¿Quién volvió a presentarse en la licitación y volvió a ser la única oferente: Telmex. ¿Los nuevos pliegos y las nuevas condiciones se parecían a la que Telmex había exigido antes? Por supuesto que sí. Cornejo D’Andrea admitió a este medio que la empresa no cobraría en dólares, pero que sí cotizaría en esa moneda “según el valor de cambio tipo vendedor” que presente el Banco Nación. Por entonces, el precio oficial por cada dólar era de $4,540. La operación disponía también un desembolso de US$6.532.724 ($29.658.566 por ese entonces) correspondientes al total de los doce primeros meses de entregas parciales. Los U$S47.438.400 restantes se pagarían en 60 cuotas mensuales de US$ 790.640. En ese entonces cada cuota suponía $3.589.505. Hoy, la cifra se estiró a $4.878.248.
El servicio que Telmex Argentina S.A. debía proveer a la provincia está registrado en el Anexo 1 del decreto 4584: vincular a 1932 organismos del Gobierno e instalar un sistema de video vigilancia. Lo primero suena a desafío hercúleo pero no lo es tanto. Después de todo, se requerían 100 Hot Spots de Wi Fi para instalarse en las principales plazas de la provincia; 1000 teléfonos analógicos estándar; 1000 computadoras o notebooks intermedias; otras 600 netbooks con conexión a internet; una plataforma de administración de conectividad de voz y datos y otra de video conferencia. Lo último estaba muy a tono con el sofisticado estilo de un gobernador que así podrá dialogar desde la sala de gabinete con cada uno de los 59 intendentes de la provincia. En lo que al sistema de video vigilancia se refiere, Telmex debe proveer 1100 cámaras: 500 en Capital y Valle de Lerma; otras 500 en el interior; las 100 restantes en los vehículos del 911 de nuestra ciudad. Los registros visuales producidos por el conjunto se monitorearán desde un centro ubicado en nuestra ciudad y que contará con un denominado Video Wall de características bélicas: un mínimo de 12 pantallas de 60 pulgadas que, en conjunto, formarán una sola tipo muro.
Por los seis millones de dólares que la provincia desembolsó por los primeros doce meses, la empresa instalaría la red que conectará a los organismos y en el que se instalaría el sistema de video vigilancia. Aunque esto está lejos de haberse concretado, bien cabe preguntarse en concepto de qué, Telmex Argentina S.A., cobrará los restantes U$S 47.438.400 estipulados en el contrato. La respuesta es sencilla: mantener en estado la red y garantizar la señal que permitirá a los miles de artefactos conectados transmitir de un punto a otro de la red la información. Sin esa señal, los galácticos artefactos no servirían de nada aunque son esos artefactos, justamente, los que, una vez finalizado el contrato, serán patrimonio provincial. Cuando eso ocurra, seguramente a la provincia no le quedara otra que renovar el contrato con Telmex. De hecho, Alejandro Cornejo D´ Andrea confirmó aquella vez a este medio que el contrato posee una cláusula que contempla esa posibilidad una vez transcurridos los 60 meses.
A Alejandro Cornejo D´ Andrea, mientras tanto, no le ha ido mal. Se ha convertido en ministro y según la DDJJ que remitió a la Escribanía de Gobierno en el año 2012 posee 12.000 dólares en efectivo y $60.000 en la misma condición. En el Banco Macro, además, tiene guardados $9.544 y en el Francés (en cotitularidad con su hermana María Teresa) $14.430. También en cotitularidad (en este caso con su madre, María Teresa Patrón Costas de Cornejo D’Andrea) tiene depositados 150.000 dólares en el CITI Bank de Nueva York. A eso le sumaba en aquel entonces un Renault Clio 2007 valuado en $48.000. El pobre no tiene casa.

1 Comentario

  1. La cholada y los ricachones han usurpado la representación de los partidos populares. ¿Como un partido como el Justicialista, que por excelencia ha sido el partido de los trabajadores va estar dirigido y copado por «señores» adinerados, terratenientes o sea por los patrones y sus herederos? Jamás votaría que mi patrón se ocupe de mis intereses por que es como poner al zorro a cuidar las gallinas. Y lamentablemente, aquí, eso es lo más común.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here