Los candidatos a favor de los abortos clandestinos, perseguidores de militantes feministas apuntalaron en todas las categorías.

El diputado nacional Alfredo Olmedo, quien apeló a slogans de cotillón se convirtió en el tercer candidato más votado en la provincia. Sus candidatos y referentes del aborto clandestino, confiscadores de los valores morales y éticos obtuvieron gran cantidad de adeptos.

La senadora nacional Cristina Fiore, presidenta del Partido Renovador de Salta, abanderada del partido de los celestes fue la tercera candidata más votada en su categoría a la diputación: obtuvo 31120 votos que representan el 11,64%.

Andrés Suriani, diputado y perseguidor de militantes feministas obtuvo 31530 votos sacando incluso más que David Leiva que obtuvo 23417 votos.

Para la categoría concejal, Alberto Castillo, edil macrista y PRO trabajo sexual salió primero para la categoría concejal; 29223 personas lo apoyaron.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here