La mayoría de los intendentes salteños parecen destacarse más por sus causas en la Justicia que por su gestión.
Este es el caso de Rubén Mendez, de Salvador Mazza, que fue denunciado por el entonces presidente del Concejo Deliberante, Carlos Villalba.
La denuncia surge porque de acuerdo a los dichos de Villalba, Méndez es «un vetador serial de ordenanzas municipales, desoyendo siempre los mandatos del cuerpo deliberativo y de la Carta Orgánica». Y fue el fiscal Armando Cazón, quien imputó al jefe comunal por los delitos de malversación de caudales públicos e incumplimiento de deberes de funcionario público, a instancias de la denuncia de Villalba, radicada el 26 de octubre de 2020.
El pedido de juicio politico fue inminente. De los nueve concejales que tiene la localidad, seis votaron a favor. Los tres restantes, justificaron su inasistencia con enfermedad, entre ellas, Claudia Subelza, que llegó a la banca acompañando a Méndez. Claudia Casas presentó licencia médica unas horas antes de la reunión y el tercero fue el ex presidente del cuerpo y primero en denunciar en la Justicia al intendente, Carlos Villalba, quien tuvo una cirugía por esos días de mayo.
Una vez aprobada la ordenanza, el intendente tuvo un plazo de 20 días para presentarse ante la comisión, pero dado su habitual comportamiento, creyéndose patrón de estancia, no lo hizo.
En esta semana, Claudia Casas y Claudia Subelza, ingresaron un proyecto en el cual pretenden desestimar la continuidad del proceso de juicio político. Fue tratado en comisión, sin lograr ni una firma más que las propias, como apoyo.  El Cuerpo deliberativo, que en este momento cuentan con la presidencia de la dirigente del PRO salteño, Marisa Valdiviezo, continúa con idéntica posición respecto al tema (9 a favor y 3 en contra)
Ahora queda a disposición de todos los concejales aprobarla o negarse, dijo la Presidente del Concejo Deliberante Marisa Valdiviezo.
El proyecto presenta considerandos bastante llamativos en lo que respecta el proceder legal que tuvo la comisión investigadora. Valdiviezo, por su parte sostiene que al Ejecutivo Municipal se le dieron los tiempos necesarios para que se presente. Al igual que a los testigos que tampoco asistieron. También se  solicitó un peritaje contable, pero al intentar realizarlo los libros no estaban. «Los considerandos del proyecto no se condicen con la realidad. Yo confío en los concejales, que de la misma manera que han empezado el juicio político lo van a terminar, caso contrario estarían faltando a la ética política», enfatiza la presidenta del Cuerpo. Mientras las concejalas amenazan con hacer presentaciones a la Justicia en caso de que su proyecto no se apruebe y con el antecedente del concejal de Oran que volvió a su banca porque el pedido del cuerpo estuvo mal planteado, todo puede ser.
Pero Ruben Mendez tiene un curriculum judicial más abultado. Recordemos que tiene una investigación en curso en la Justicia Federal, a cargo de Carlos Martínez Frugoni, por una causa por evasión fiscal en sus negocios particulares. Se le suma una denuncia por violencia de género de su ex pareja.
En 2017, ya tuvo un juicio político en su contra que llevó hasta la Corte de Justicia de Salta, donde durmió hasta caducar en el 2019. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here