El único imputado de la causa queda libre.
Hoy es el aniversario número siete del fallecimiento de los cuatro brigadistas forestales que intentaron aplacar el fuego en un importante incendio en Guachipas, pero la tristeza y enojo de sus familiares no parece terminar ahí, en este año.
La falta de recursos y elementos de protección con que fueron a combatir el fuego, los llevaron a una muerte segura de la que nadie se quiso hacer cargo.
La causa abierta por este hecho, contaba con un unico responsable, el ex jefe de defensa civil, Cesar Dagun, quien hace unas horas fue sobreseído y quedó libre, luego de que la Justicia determinara que, al parecer, la causa no contaba con un responsable.
Esta determinación se tomó en silencio y ningún familiar de los fallecidos recibió notificación alguna respecto a esta última decisión.  Como tampoco recibieron notificación alguna respecto al pago de la indemnización fijada por la Justicia para las siete familias que perdieron a padres, hijos y esposos, en una lucha, casi suicida, contra el fuego, sin ningún tipo de protección.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here