Comenzó el juicio por el femicidio de la docente jubilada Sandra Palomo ocurrido en 2019.  La mujer recibió 34 heridas punzo cortantes. Una hermana declaró y apuntaló sospechas sobre el marido de Palomo. 

Por Andrea Sztychmasjter

Comenzó el juicio por el femicidio de la docente Sandra Palomo vecina del barrio Tres Cerritos, quien fuera vista por última vez con vida en el subsuelo del estacionamiento del súper Vea de ese mismo barrio cuando la víctima se había dirigido con su camioneta Toyota Hilux. Era la tarde del 31 de agosto de 2019.

En la causa Ian Esteban Caro, Damian Catzal, Ricardo Bonifacio y Carrizo Hugo Ezequiel están imputados por el Ministerio Público Fiscal como partícipes secundarios del delito de homicidio calificado por alevosía, ensañamiento criminis causa  y por mediar cuestión de género. Sin embargo, la querella, representada por Gabriela Arellano y Javier Latorre, considera que los acusados fueron coautores.

El menor sindicado como quien ultimó a la maestra jardinera fue sobreseído por inimputable porque al momento del hecho tenía 15 años.

Investiguen al cuñado

En la primera audiencia prestó declaración la hermana de la víctima, Viviana Elisabeth Palomo -abogada de profesión- quien en diferentes oportunidades fue interrumpida por la presidenta del Tribunal de juicio Norma Vera, para que solamente brinde declaración testimonial y se abstenga de hacer valoraciones o juicios por su calidad de letrada.

La hermana de la víctima dio fuertes declaraciones que podrían dar un rumbo importante de comprobarse nuevos elementos no tenidos en cuenta por la investigación hasta el momento. La mujer dio detallados aspectos que señalan a su cuñado de profesión médico con actitudes impropias de quien perdió a su esposa. Además de contar actitudes violentas de su cuñado hacia su hermana, dejó sobrevolando que podría ser un posible autor intelectual del femicidio de la maestra jardinera. Para ello nombró además de las actitudes raras después del asesinato, audios y se refirió a la espontanea presentación de los imputados en la dependencia policial, acompañados de un video:

“Yo vi el video y me pareció muy armado, pedí a la Fiscalía que se lo analice”, manifestó Palomo.

Por otro lado hizo mención a una declaración del menor de edad en donde describe que “Carrizo le contó que le pagaron para matar a una mujer. Se habían tapado con bolsas negras, (estaban en los asientos de atrás de la camioneta) sigo sin entender porque no se le da crédito”, mencionó la mujer al referirse a la declaración del menor declarado inimputable.

“Yo no me creo y la justicia no me puede hacer creer que a mi hermana la mató un menor que pergeñó su muerte y que la mató solo, eso para mí es agraviante. Pretende que la familia acepte que como dice un acta policial el menor dijo que no fue solo fueron cuatro más a continuación se hizo cargo de la muerte de mi hermana en una audiencia de 5 de julio de 2021. No consigo entender porque no se le da entidad. El no participó solo de esa materialidad. Necesito que la justicia escuche eso. Creo del aprovechamiento de los menores en razón de su edad. Quiero que cado uno de estos chicos que participó de la muerte de mi hermana y los nombró con nombre y apellido se hagan cargo de la muerte de mi hermana, pero también quiero que se investigue a los verdaderos autores”.

Nuevas pruebas

La hermana manifestó al Tribunal de juicio que al ser la última oportunidad que tenía para hablar consideraba importante se valoren en el proceso un acta que se encontraba en su poder cuando ella se dirigió al Juzgado de Menores a cargo de la jueza Bustos Rallé y pudo sacar una fotografía de la declaración donde el menor describía que se sentía en peligro y además el momento en que mataron a la señora Sandra, según narró también daba nombre de otras personas implicadas.

La hermana también describió que tenía en su poder una escritura pública de una persona que declaró sucesos importantes para la causa y pidió que sea citado como testigo con identidad reservada.

La Fiscala de la Unidad de Femicidios Mónica Poma manifestó que al momento no consideraba pertinente la incorporación de estas pruebas, la querella manifestó que era pertinente incorporarla, mientras que los defensores de los imputados tuvieron una posición dividida en cuanto a la incorporación de las pruebas nuevas; algunos consideraron que en busca de la verdad real era conveniente incorporarla mientras que otros consideraron que no.

Finalmente, el Tribunal de juicio a cargo de  Vera, Roberto Lezcano y Maximiliano Troyano resolvió hacer lugar a obtener la información del Juzgado de menores sobre información del acta que hizo mención la hermana con la declaración del menor. Sobre la escritura pública del testigo que aportaría datos, resolvieron aceptar la incorporación.

La familia buscaba a Sandra

Palomo dio un detallado relato desde cuando empezaron a buscar a su hermana el día que no volvió a atender su celular. Fueron a la comisaria a realizar la denuncia por su desaparición y todo el derrotero que la familia emprendió en su propia investigación para saber qué había sucedido con su hermana. Según describió la policía demoró en buscarla y la policía vial si bien detuvo la camioneta en la que estaban los imputados en un control, los dejaron circular como si nada.

“Ese día era el bautismo del nieto de mi hermana. A las 4 de la tarde me llamó mi sobrino que no había vuelto y no atendía el teléfono. Decidimos ir a la primera a hacer la denuncia tipo 5 de la tarde. Cerca de las 7 de la tarde porque había gente antes, ya presumíamos algo malo, le íbamos dando al policía fotos de la camioneta y de mi hermana. Había logrado ubicar los movimientos del celular de mi hermana. Mi sobrino había tomado cuatro mapas en la zona de San Agustín”, declaró.

Los cuatro imputados

La mujer agregó “La vial había divisado la camioneta. Y mi hermana había pasado quizás viva por el control que tampoco entiendo porque se lo dejó pasar. Iban las personas que mataron a mi hermana, al menor y a los demás porque ya son mayores”.

“Estuvimos hasta las 3 de la mañana viendo qué se hacía, no teníamos noticia. Siempre tuve la esperanza de encontrarla con vida. Al mediodía del domingo me avisaron que estaba muerta”.

La mujer manifestó conocer a todos los imputados de la causa, menos a uno que ya había conocido anteriormente cuando detectó que un día antes de entregarse a la policía la había estado siguiendo desde una motocicleta en la cuadra de su vivienda.

“Al único que voy a respetar de no decir su nombre es al menor porque la ley lo ampara, es un menor vulnerable, menor que no ha tenido la suficiencia de pensar en hacer lo que hacía”, señaló y declaró: “No creo en el móvil del robo. La camioneta hizo un recorrido por toda la ciudad. Apareció esa misma noche a una cuadra de la casa de mi hermana. Pasó mi sobrino por el lugar y ahí justo llegó la policía”.

La mujer declaró además que posee un audio  de una discusión entre el esposo y su sobrino. “Que tiene sus dudas respeto a la conducta del padre. Ese audio es ilustrativo(…) El hijo le dice y vos para que queres plata, ‘yo ayer necesitaba mas plata y no la tenía’, le dice y para q necesitabas plata, ‘mirá yo te voy a decir una cosa si se arma el quilombo, perdemos todos, unos un poco mas otros menos’.” Contó la hermana que se escucha decir a su cuñado.

“Yo sí le puedo decir que desde el mismo momento que la policía lo detiene el menor lo primero que dijo es que hay cuatro personas más, las cuales se presentaron diciendo que habían tenido participación en el hecho. Esos chicos vinieron y se presentaron adecuadamente con un video diciendo que ya se había pergeñado y que lo había publicado en redes. No se estudiaron esas publicaciones de Facebook. Es demasiado burdo que ese menor salió solito de su casa con móvil de robo. Esta es mi oportunidad de hablar”.

La mujer agregó que en una de las declaraciones el menor asegura que en la policía los efectivos le dijeron que se haga cargo que como mucho le iban a dar un año de detención y después iba a salir.

Sospechosos

Además de las actitudes que hacen sospechar de su cuñado la mujer declaró que el jardinero de su hermana también le dijo cosas sospechosas.

“El jardinero  me dijo que él fue el último en verla. Vi la declaración de él y dijo que no la habia visto hace mucho tiempo”.

“Hugo Carrizo y Tomy Correa ese chico está ajeno a los hechos y son dos personas que menciona el joven L apenas lo detienen”, sostuvo Palomo.

“No va a haber justicia con ese tipo de investigaciones. Sentí que nunca se dio cabida a las dudas que teníamos”.

“Vengo pidiendo como desde el primer día que se investigue a los verdaderos  autores. El acta confirma esta duda que tengo en el comportamiento de mi cuñado”.

La defensa de los acusados en manos de Florencia Maggio y Orfeo Maggio (Ian Esteban Caro), Américo Dante Díaz (Ricardo Nahuel Bonifacio), José Alejandro Ortín Fernández (D. R. C.) y Daniel Arnedo y José Ricardo Belbruno (H. E. C.). 

El menor

Según relató la mujer el menor vivía a una cuadra de la casa de su hermana y sus abuelos a dos cuadras, eran todos vecinos del exclusivo barrio Tres Cerritos.

En el marco de la causa, el Juzgado de Garantías 8 dictó el sobreseimiento de L. N. C. V., quien al momento del hecho tenía 15 años de edad, por inimputabilidad.  El menor había sido acusado del delito de homicidio calificado por alevosía, ensañamiento criminis causa y por mediar cuestión de género.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here