Pedro García Castiella, abogado de la familia Peñalva, adelantó que semana se realizará una nueva recostrucción mecánica de la muerte de las adolescentes halladas en zona sur. También ratificó sus críticas al CIF.

Mediante un decreto y luego del pedido de la familia Peñalva, la jueza de transición, Mónica Mukdsi, hizo lugar al petitorio elevado por la querella de la causa Luján Peñalva y Yanina Nuesch y puso como fecha de una pericia crucial el día 20 de septiembre a las 8.30 hs.

En ese sentido, Pedro García Castiella, abogado de la familia Peñalva, sostuvo: “La ‘madre’ de las pruebas para nosotros, la más importante, es la reconstrucción mecánica del hecho, que tiene que producirse en el mismo lugar donde aparecieron las chicas colocadas como si hubiesen sido ahorcadas”.

El abogado penalista además apuntó contra el Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF): “Lo que yo sí voy a solicitar, ya que no nos hicieron lugar a la sustitución del CIF como auxiliar de Justicia, es que todo lo que se haga, cualquier movimiento pericial, sea con conocimiento y con la intervención de nuestros peritos de parte, el licenciado Párraga y pronto el licenciado Marcelo Heber».

Prosiguió: «Yo expreso mi falta de conformidad. No quiero usar el término disgusto pero la jueza (Mukdsi) insistió en que sea el CIF el que siga interviniendo y también la Policía. Pero yo creo que es totalmente inconveniente que el CIF intervenga, porque justamente acá lo que está dubitado, lo que está bajo examen y se tiene que reeditar en muchos casos son las medidas que ya hizo el CIF”.

Ante la consulta sobre las causas de las muertes de las adolescentes Luján Peñalva y Yanina Nuesch, el penalista sostuvo que la autopsia describió que murieron por asfixia: “Es imposible que las dos chicas hayan llegado hasta la rama de ese árbol y hayan fallecido de la forma que dicen que fallecieron. Es imposible. Lo dijo hace mucho tiempo Lucas Delgado –hoy fallecido–. Lo dijo el nuevo perito Párraga, lo digo yo, como abogado querellante y como si eso fuera poco todos los estudios que se hicieron mediante la familia en el Estado de Florida. Criminalísticos muy especializados dieron el mismo resultado”.

Además el letrado anunció también que “la investigadora Nina Martínez está siguiendo muy de cerca el tema. Ella fue una de las que más trabajó en este estudio de Florida que vino. Es muy probable que ella se traslade a nuestro país. En una de esas existe la posibilidad de que pueda venir para acompañar éste proceso pericial. Ya veremos bajo qué modalidad.

Añadió: «Lo digo yo, físicamente y aritméticamente por varias razones que son muy importantes a tener en cuenta. Una es el largo de la soga que no da, es imposible para dar desde un cuerpo el giro en la rama y bajar hacia el otro cuerpo. No da el largo. Además no era un simple paso, como polea en la rama, sino que la cuerda estaba dispuesta en la rama en forma horizontal, sobre la rama. Había un tramo de aproximadamente setenta u ochenta centímetros engarzada en otros muñones y ramas. Este segmento de horizontal en que estaba dispuesta la soga hace que sea imposible la tarea de polea de que un cuerpo arrastre a otro”.

El abogado prosiguió y finalizó: “Alguna vez un juez especuló con la alternativa de que se hayan hecho ‘patita’ para subir una; o ‘cococho’, para que una suba a la rama. Eso también es imposible y hay un argumento, un razonamiento muy sencillo y físico: sí una de las dos se hubiera arrojado desde la rama hacia el suelo tendría que haber un desnucamiento, o una ruptura, o alguna lesión en las vertebras, que es la que se produce cuando el ahorcamiento o el suicidio es violento. Es arrojándose, donde la persona muere necesariamente por asfixia, por el desnucamiento que provoca el golpe al dar el máximo de la soga. Eso no se ve en los cuerpos tampoco”.

1 Comentario

Comments are closed.