Policías de la provincia junto a inspectores de la subsecretaría de Control Comercial sacaron por la fuerza a carreros del centro de la ciudad. El operativo terminó con mercadería secuestrada y desparramada por las calles.

Esta mañana se vivieron momentos de tensión en el microcentro cuando un grupo de inspectores junto a efectivos de la policía de la provincia llegaron hasta calle Florida para despejar a los carreros que trabajan en el lugar.
El operativo sorpresa terminó con kilos y kilos de fruta desparramada por el piso y otros tantos cajones de mercadería secuestrados por el área de Control Comercial.
Desde el m unicipio indicaron que hace dos semanas que iniciaron una ronda de diálogo con los vendedores para reubicarlos, pero que hasta el momento no hubo un acuerdo, por lo que no hubo mejor idea que proceder a la fuerza.
Nicolás, uno de los vendedores afectados por el operativo comentó a Cuarto Poder: «Yo tengo que llevar como sea el alimento a mi casa, así que con mis compañeros volvimos a nuestro lugar de trabajo. Nos secuestraron casi toda la mercadería, pero yo no puedo volver a mi casa si no vendo».
El próximo lunes, realizarán una manifestación para solicitar que les reintegren la mercadería secuestrada, en su mayoría perecedera.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here