Néstor Fabián Flores fue una de las últimas personas que vio a los brigadistas con vida en el cerro El Acheral. En el juicio, contó que a los dos días del hallazgo de los cuerpos, el incendio se apagó sólo.

El tercer día del juicio que se lleva a cabo contra tres ex-funcionarios de la subsecretaría de defensa civil, contó con el testimonio de personas que vieron por última vez a los brigadistas con vida. Se trata de personas del lugar que se encontraban colaborando para disuadir el incendio.

Juan Ángel López, de 50 años, es un empleado rural que se encontraba ayudando por voluntad propia. «Estaba en otro lado apagando el fuego. Había ido por voluntad propia. El incendio era de varios días. Vi a los brigadistas cuando ya estaban quemados», manifestó al juez Rodríguez Pipino.

«Es un cerro donde hay muchas piedras, molles. Las casas están muy lejos. Con Fabián Flores y René fuimos a buscarlos. Después de que los encontramos, la Policía retiró los cuerpos. Dos días después se apagó el incendio solo», declaró el testigo, según consignó El Tribuno.

Otro de los testigos que se encontraba aquel 28 de octubre colaborando con el combate a las llamas, Nestor Fabián Flores, manifestó: «Me retiré porque estaba ventoso. Les dije: «Está fuerte muchachos. Yo me retiro’. Escuché el viento que venía fuerte, el fuego, el humo. Me fui a la zona quemada, a la parte baja donde pegaba menos el viento. El (brigadista) más cercano me dijo: «Está bien amigo’. Uno de ellos tenía un celular en la mano».

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here