Con la presencia de más de 100 funcionarias nacionales y provinciales, diputadas y senadoras nacionales, concejalas, dirigentes políticas, cooperativistas y activistas de todo el país se realizó el primer foro de Acciones para alcanzar la Justicia Menstrual, en el que advirtieron sobre el factor de desigualdad que implica la menstruación y plantearon iniciativas para revertir la situación que afecta no sólo la economía sino la salud, la educación y el trabajo de las mujeres y personas menstruantes.

La foto que se publicó en las redes donde todas las presentes tienen puesta una prenda en color rojo, generó bastante controversia.

Según datos relevados por la Dirección de Economía, Igualdad y Género el Impuesto al Valor Agregado (IVA) a los productos que adquieren las personas menstruantes representa unos 328 millones de pesos de la recaudación nacional.

Al respecto, el Ministerio de Salud anunció el destino de partidas presupuestarias comprometidas para la compra de copas menstruales con el objetivo de su distribución gratuita en distintos programas oficiales, mientras que el de Seguridad detalló la adquisición de 2 mil copas para las mujeres de las fuerzas federales. Desarrollo Social, por su parte, implementó una línea específica de gestión menstrual dentro del Programa Inclusión Joven y una línea de financiamiento para experiencias cooperativas por parte de los gobiernos locales. Las legisladoras nacionales remarcaron la existencia de 19 iniciativas presentadas en el Congreso referidas a la provisión de productos gratuitos para la gestión menstrual y la promoción de la gestión menstrual sustentable. La Agencia Nacional de Promoción de la Investigación, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación explicó que se encuentra por lanzar 3 concursos: Uno orientado al diseño de productos de gestión menstrual, el segundo para campañas de concientización del Gobierno Nacional y el tercero para la investigación sobre el impacto ambiental, económico, de salud, entre otros. Se destacó, además, la importancia fundamental del Programa Precios Cuidados para disminuir el costo toallitas femeninas y en especial de los tampones, cuya caída respecto del mismo producto fuera de ese programa es del 78,55%.

La jornada contó con las palabras de cierre de Dora Barrancos, quien aseguró que “la gestión menstrual va a ser política de Estado” y sentenció que “no hay justicia social sin justicia de género”. Hasta acá la versión oficial focalizada en el tema económico y ambiental que implica el uso de productos cuyo uso es necesario durante el período menstrual.

En cuanto a la legislación para el establecimiento del Día Femenino, es un poco más complicado, teniendo en cuenta la legislación vigente.

Según la National Health Service, organismo que controla el sistema de salud inglés, un 14% de las mujeres no pueden asistir al trabajo en los días más intensos de su periodo menstrual. Y hasta un 40% sufre de problemas de concentración debidos a los dolores y molestias que el período menstrual provoca. Por este motivo, la empresa Coexist, con sede en Bristol, armó un plan de licencias para sus empleadas que contempla una mayor flexibilidad horaria para las mujeres en los días que estén con su periodo. Una de sus directoras explica que, a pesar de doblarse de dolor en algunos casos, las mujeres se sienten culpables y avergonzadas por tener que tomarse descansos y permanecen en sus escritorios en silencio sin mencionarlo. La medida tuvo un fuerte apoyo tanto por parte de los hombres como de las mujeres que trabajan en Coexist.

En Argentina, en la actualidad, este beneficio no se encuentra regulado por la Ley de Contrato de Trabajo (LCT), pero hay varios convenios colectivos que establecen un día al mes para que sea gozado por el personal femenino. Uno de ellos es el Convenio Colectivo de Trabajo 18/75 del gremio bancario, cuyo artículo 48 enuncia que se mantiene vigente el Día Femenino. Sin embargo, pocos bancos lo están implementando, en gran parte como consecuencia de los avances en medicamentos y analgésicos que hicieron más llevadera la concurrencia al trabajo durante el periodo menstrual. Desde la Asociación Bancaria informaron que muchos de los beneficios de este tipo se perdieron a partir de la última dictadura civico/militar, que abolió todos los convenios laborales. La consultora de Recursos Humanos Adecco informó que en las grandes multinacionales existe una tendencia creciente denominada «día de descanso», que consiste en otorgar un día al mes a todas las personas de la empresa (independientemente del género), para poder desconectarse de la rutina y así poder aumentar la productividad. Las estadísticas dicen que, el 100% de las empresas relevadas carece del beneficio del Día Femenino; aunque un 72% de los empleados escuchó hablar del tema. Y el 5% goza del Día de descanso en su trabajo, otorgado tanto a hombres como mujeres.

Existe un crecimiento en la cantidad y variedad de políticas empresariales diseñadas para mejorar la calidad de vida y de trabajo de sus empleados. Entre las más comunes, se destacan la flexibilidad horaria, el «viernes flex» o «Early Friday» y la posibilidad de trabajar desde el hogar. También el día libre por cumpleaños, trámites personales o enfermedad de hijos. Se suman a estas políticas los acuerdos de jornada reducida para madres recientes y la cobertura parcial o total de guarderías o niñeras. Por último, un programa llamado Women Leadership Program, creado especialmente para potenciar el crecimiento de las mujeres trabajadora, generando espacios para que las empleadas compartan experiencias, problemáticas y dispongan de herramientas que les permitan pensar su autodesarrollo.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here