Recién a las 14 de este lunes, la intendenta usó su cuenta de Twitter para referirse a la muerte del joven.

Varias horas después de la vergonzosas declaraciones mediáticas de Federico Casas, Secretario de Servicios Públicos y Ambiente del Municipio, en las que dejó en claro que no sabe si hay mafias, ni sabe, si quiera cuántos puesteros hay en ese espacio que debe controlar la Muni, rompió el silencio la intendenta Bettina Romero.

«Lamento la muerte de Nahuel Vilte y acompaño en este triste momento a su familia. No queremos ni una fatalidad más, no vamos a permitir que las mafias y la ilegalidad tomen el control de la ciudad», dijo.

Al igual que Casas, Romero no se da cuenta o parece que no asumió hace casi dos años.

«Los salteños queremos sentirnos más seguros. Por ello presenté ante el Fiscal Flores una denuncia para que abra investigación sobre las mafias que usurpan los espacios públicos poniendo en riesgo la vida, la propiedad y la integridad física de todos los vecinos de nuestra Ciudad.Desde que asumimos siempre alenté el diálogo. Defendiendo a los comerciantes pero entendiendo la fragilidad social y el difícil momento económico que vivimos. Sin embargo la muerte de una persona es un límite que nos marca un punto de inflexión a todos, Provincia y Municipio», concluyó en otros dos tuits.
La familia del joven asesinado denunció que el victimario «controlaba» diez puestos. ¿Por qué no lo sabía la municipalidad?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here