La intendenta dijo haber descubierto la desigualdad social. Se olvidó que su familia tiene mucho que ver. 

La intendenta Bettina Romero encabezó esta mañana la Apertura de Sesiones del Concejo Deliberante. “Estamos dando nacimiento a una nueva forma de hacer política, pensando más en las nuevas generaciones que en las próximas elecciones”, aseguró.

El problema es que el parto se está haciendo largo y todavía no se ven resultados.
Pero eso no lo dijo.

Haciendo un análisis de su gestión destacó la reorganización interna, remarcó que “toda crisis representa una oportunidad”, y subrayó: “Estamos dando nacimiento a una nueva forma de hacer política, pensando más en las nuevas generaciones que en las próximas elecciones (…). Seguimos reordenando cada área, reduciendo gastos innecesarios y gestionando los recursos de manera eficiente”.

Destacó también el “financiamiento a nivel nacional y en organismos internacionales para impulsar las obras que necesitamos”. Puntualmente, hizo hincapié en los fondos gestionados ante Nación “para abordar la mitigación de inundaciones, la urbanización de barrios populares, la ampliación de red de agua potable y servicios básicos para los barrios que aún carecen de obras tan elementales para la calidad de vida”.

Romero advirtió que, en comparación con otras capitales del país, el municipio tiene  “bajísima capacidad de recaudación”, con lo cual tras cumplir con los “costos operativos y fijos mensuales, a la ciudad le queda muy poco margen para inversiones”. Además, recordó: “Los intendentes de la provincia estamos gobernando sin los fondos de la Cooperadora Asistencial, la cual dejó de existir apenas asumido el nuevo gobierno”. Se trata de casi 500 millones de pesos por año que ya no se reciben.

En tal sentido, señaló que “la inequidad urbana se visibiliza en nuestra ciudad, más que nada, en las variables de acceso al suelo y en el acceso a oportunidades”, y agregó: “Nuestra ciudad tiene 40 barrios populares, y de la población de Salta el 45% de los ciudadanos no cuentan con los recursos necesarios para cubrir las necesidades más básicas”.

La Jefa comunal enumeró así una serie de acciones que se llevaron a cabo desde el municipio, entre las que mencionó el Plan Unidos, el programa Pan Casero y el plan de Huertas Urbanas Comunitarias, iniciativas que buscan garantizar el alimento a miles de familias salteñas.

Destacó también la construcción, próximamente, de un nuevo puente sobre el Río Arenales, las obras de puentes, pasarelas, nudos viales y ciclovías, cordón cuneta, enripiado y bacheo de hormigón “con una inversión de 46 millones de pesos en 60 barrios”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here