El intendente Enrique Martínez acusó al senador Sergio Omar Ramos de instigar los hechos violentos desatados en la noche de ayer, luego de que se conociera un caso positivo de Covid-19.

 

«Vamos a hacer una denuncia. Estoy pidiendo todas las capturas de pantalla para que no se haga política de esto». De esta forma, el intendente de Rosario de Lerma Enrique Martínez, anticipó que pedirá que se investiguen los hechos de violencia desatados anoche contra una paciente que dio positivo en el test de coronavirus. El jefe comunal apunta directamente contra el senador departamental y ex-intendente Sergio «topo» Ramos.

«Es repudiable, es una movida política. Son activistas las personas que comenzaron a incitar, mandando mensajes y llamando a los vecinos. Esto tiene nombre y apellido: el senador Sergio Omar Ramos», indicó Martínez en una entrevista con Canal 4 (Express).

«Yo tengo capturas de pantalla donde el senador comienza una nota repudiando la gestión actual y así llama a los vecinos a poner furia, que vayan contra la casa de las señoras, y al último querían venir acá a la municipalidad a pedir mi renuncia», argumentó el intendente.

Asimismo, desestimó que se trate de una operación de la oposición en su conjunto y destacó el llamado de referentes de otros espacios políticos: «De la oposición me llamó la ministra Medrano, la intendenta Yolanda Vega de Cerrillos, el diputado Nacho Jarsún… la única persona que no me llamó y me expuso en el face es el senador (Sergio Ramos)», acotó.

El topo responde: «Hicieron una fiesta»

El senador departamental Sergio Ramos respondió a las acusaciones y, en cierta medida, relativizó los hechos violentos de anoche. El ex-intendente apuntó contra las mujeres que residen en la vivienda (cabe aclarar que la mujer con diagnóstico positivo, convive con otra que dio negativo en el test) y denunció que tomaron contacto con vecinos del municipio.

«Hicieron una fiesta. Hay tres personas que ya lo confirmaron. Hace rato se comunicaron conmigo dándome el número de celular diciendo que se quieren hacer el control, porque familiares directos tomaron contacto», acusó Ramos en una entrevista con el programa «Feedback».

«Nosotros queremos que cambie el procedimiento, porque no es el primer caso. Hay muchos repatriados que estuvieron en casa y se descubrió que, al terminar los 14 días, no tenían agua, ni luz», añadió.

«Yo fui el único de los funcionarios que estuvo en contacto con la gente, estuvo la policía ahí y un medio de prensa. Quieren desviar la atención. Así se va a ir conociendo con cuántas personas tuvo contacto esta gente», concluyó.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here