Desde la Asociación de Motociclistas, Mensajeros y Servicios de Salta (ASIMM) alertaron sobre las restricciones que pretende imponer el municipio a través del llamado «Plan de Movilidad Sustentable».

 

La intendenta Bettina Romero anunció esta semana el lanzamiento de un Plan de Movilidad Sustentable para peatonalizar algunas calles de la ciudad y realizar el trazado de «bicisendas seguras». El proyecto, de fuerte impronta larretista, excluye abiertamente a motociclistas, quienes esta mañana ya se vieron imposibilitados de ingresar al microcentro.

Pese a estar exceptuados del aislamiento obligatorio por el decreto firmado a nivel nacional, muchos repartidores no pudieron entregar pedidos por la nueva disposición municipal. Según les informaron los agentes de tránsito, la orden venía directamente de la intendenta Romero.

En concreto, las zonas donde no podrán ingresar motos son: Calle España entre Zuviría y 20 de febrero; calle Caseros e ituzaingó; y calle Balcarce entre Alsina y Ameghino. El mensaje difundido por el municipio en afiches virtuales expresa: «se retirará el estacionamiento de motos y se peatonalizará la zona. Solo podrán ingresar vehículos oficiales».

La disposición incluye la amenaza de secuestros masivos de vehículos, lo que destapó la indignación de motociclistas organizados en el gremio ASIMM. «Al parecer la intendenta Bettina Romero no tomó conocimiento del DNU presidencial, en donde los trabajadores que realizan paquetería y envíos de alimentos tienen libre circulación, y están exceptuados por el artículo 6 del decreto», advirtieron.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here