Lo dispuso el juez de la Sala I del Tribunal de Impugnación Luciano Martini por haber secuestrado un teléfono celular sin orden judicial. 

La fiscal penal de Derechos Humanos Verónica Simesen de Bielke fue apartada de la investigación del caso Mamaní por disposición del juez Luciano Martini. La decisión se tomó luego de que el abogado defensor del ex-comisario, Sergio Dantur, expusiera que un aparato secuestrado por la fiscalía era de su pertenencia y no del ministerio público fiscal, tal como suponía Simesen de Bielke.

El juez a cargo de la causa solicitó un informe a la empresa Personal, quienes informaron que tanto el aparato como la línea estaban a nombre de Dantur. De las conversaciones entre Dantur y Mamaní se desprende que el ex-fiscal de Apolinario Saravia había intentado «ayudar» al ex-comisario acusado de armar causas y plantar pruebas.

«Si querés venir a ver las actuaciones, yo las tengo en mi escritorio, decile a Seba que te de la llave y a la mierda, quédate tranquilo, compulsa como quieras, sino ya nos vemos el lunes o el domingo a la noche”, dice uno de los mensajes enviados a Mamaní.

Sin embargo, las pruebas podrían ser desestimadas dado que el juez concluyó que debía anularse el punto I de la resolución que fuera dictada el 14 de octubre pasado y que dejaba sin efecto el punto X de la resolución del Juzgado de Garantías de Joaquín V. González.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here