Lo hizo porque todavía no se incorporaron los nuevos miembros, Mario Pecheny y Alberto Kornblihtt, votados hace casi un año. «Hay que hacer un gesto para que se entienda que el rey está desnudo, dar señales de que algo está mal», dijo.

Dora Beatriz Barrancos, integrante del directorio del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet), concurrió por última vez a la reunión quincenal del organismo científico porque, desde hoy se hará efectiva su renuncia al cargo (ad honorem). «Hay que hacer un gesto para que se entienda que el rey está desnudo, dar señales de que algo está mal», dijo a medios nacionales.

 La decisión de hacerse a un costado es en protesta porque todavía no se incorporaron los nuevos miembros, Mario Pecheny y Alberto Kornblihtt, votados hace casi un año. «Es inaceptable», sentenció.

Además, esta es una forma de expresar su descontento por la reducción presupuestaria que sufrió el organismo. «Estamos en el ajuste del ajuste -subrayó Barrancos para manifestar su disconformidad con el estado del organismo-. Hay 500 millones de pesos en danza que le pertenecen al Conicet y no se ejecutan».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here