La división de Infantería de la policía despeja el acceso a Cafayate a los palos. Era el lugar en donde se manifestaban asentados que reclamaban terrenos desde el martes pasado. La represión incluye el uso de balas de goma y la detención de personas.

Como distintos medios venían informando, hace más de 30 días que un importante grupo de personas se habían asentado frente a un grupo habitacional que el gobierno había entregado hace poco en la zona oeste de Cafayate. La demanda puntual que realizaban no es distinta a la demanda de otras localidades: terrenos para construir viviendas que en el caso del grupo en cuestión había ocupado tierras que algunos sostienen (sin asegurarlo) serían privadas.

El martes pasado, delegados del grupo tuvieron una reunión en Capital con la gente de Tierra y hábitat para hacer escuchar sus reclamos. La respuesta que obtuvieron fue el compromiso del gobierno de cruzar más información a la hora de hacer entrega de los módulos habitacionales. Ante lo poco conseguido, los vecinos había planteado un corte para el día miércoles pasado. La intervención del senador por Cafayate Miguel Nanni para retomar las negociaciones y diálogo distendió un poco los ánimos. Eso fue hasta hoy cuando decidieron cortar la intersección de ruta 40 y 68 como medida de fuerza.

Según informan los portales de la localidad, para su sorpresa de los asentados en el puente de rio Chuschas ya los estaba esperando policías de la Unidad nº 6 de Cafayate en compañía de Gendarmería con la orden de desalojarlos y evitar el corte. Los manifestantes aclararon que la medida no se trata de un corte total y es un corte simbólico con el fin de tener respuestas por parte del gobierno. Habría manifestantes heridos tras enfrentarse con efectivos de la división de Infantería cuando estos intentaron desalojarlos del lugar donde se manifestaban por la adjudicación de tierras.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here