El departamento Rivadavia atraviesa una acuciante situación producto de la escasez de agua y las altas temperaturas. Familias de La Unión marcharon pidiendo respuestas. 

La sequía en el departamento Rivadavia ya ocasionó la muerte de una importante cantidad de ganado perteneciente a pequeños productores. En la jornada de ayer se realizó la segunda marcha para exigir a las autoridades asistencia en el marco de la peor sequía de los últimos 40 años.

«Está muy complicada la situación porque se han secado todos los pozos y cañadas. Se están muriendo los animales, se empantanan en el barro, los cuervos le sacan los ojos estando vivos. Acá se vive de eso, lo que mas me preocupa es que los niños se fueron a sus puestos porque hay casos de coronavirus», detalló Carmen Flores.

Yo tenía unas lechugas y se me quemaron todas por el calor. Estamos una hora con agua y después cuatro horas sin agua. Han venido los de Aguas del Norte y nos dijeron que el agua es de mala calidad. Salen los desechos de la planta a la cañada. El agua de ahí es cristalina porque ni los animales la beben porque es tóxica», añadió.

Desde el gobierno aseguran que en distintos operativos de distribución se entregaron 13 millones de litros de agua en conjunto con el Ejército Argentino. Los vecinos aducen que ya no pueden seguir un día más sin el líquido elemental.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here