En un comunicado, Greenpeace explicó “por qué es tan importante que Juan Manuel Urtubey haya derogado los decretos que permitían desmontar en violación de la Ley de Bosques”. El texto completo.

En un comunicado publicado este lunes, Greenpeace Argentina se mostró satisfecha con la marcha atrás en la deforestación que significó la derogación de decretos por parte del gobernador Urtubey.

El texto, titulado “Salta: un paso adelante en la defensa de nuestros bosques”, fue escrito por el Coordinador de la campaña de Bosques de Greenpeace Argentina, Hernán Giardini.

A continuación, la nota completa:

Salta es una de las provincias con mayor nivel de deforestación del país en los últimos veinte años, la cual fue motorizada principalmente por la expansión descontrolada de la frontera agropecuaria.

Según datos oficiales, entre 1998 y 2002 la superficie deforestada en la provincia fue de 195.000 hectáreas; mientras que entre 2002 y 2006 se duplicó la superficie desmontada, alcanzando las 415.000 hectáreas.

A pesar de que a fines de 2007 se sancionó la Ley Nacional de Bosques, desde entonces en Salta se desmontaron más de 450.000 hectáreas; de las cuales 130.000 hectáreas eran zonas protegidas.

Greenpeace viene reclamando desde hace casi dos años al gobierno salteño por los desmontes en zonas protegidas por la normativa nacional. De la campaña participaron 350 mil personas, de las cuales más de 50 mil son de la provincia de Salta y cuyas firmas fueron entregadas al gobernador el pasado 4 de diciembre por la coalición “Salta con Bosques”.

La violación de la Ley de Bosques en Salta también fue cuestionada por la Secretaría de Ambiente de la Nación, la Auditoría General de la Nación, la Defensoría del Pueblo de la Nación y por más de cien organizaciones sociales y expertos.

Finalmente, esta semana el gobierno de Salta derogó los decretos 2211/10 y 3136/11, los cuales permitían, a pedido de los dueños de las fincas, cambiar la zonificación establecida en el Ordenamiento Territorial y desmontar en zonas protegidas por la Ley de Bosques.

A través de ese mecanismo, la provincia autorizó en los últimos dos años el desmonte de 130 mil hectáreas de bosques protegidos, generando un grave impacto ambiental y sobre las comunidades indígenas.

Con la derogación de los decretos, a partir de este momento se dejan de autorizar desmontes en zonas donde la Ley de Bosques no lo permite. Esta región abarca unas 6 millones de hectáreas (el 80% de los bosques de la provincia).
Por otra parte, el gobierno provincial anunció que convocará a organizaciones ambientalistas a conformar un consejo asesor para la futura revisión de su Ordenamiento Territorial en el marco de lo establecido por la Ley Nacional de Bosques.

Éste un logro de todos los argentinos y organizaciones que queremos un país con bosques; y así como luchamos para que se sancionara la norma que los protege, lo seguiremos haciendo para que se cumpla, tanto en Salta como en las provincias con más deforestación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here