Les negaron el desayuno. Y por reclamar, los desalojaron con la policía.

Si la idea es que el turismo siga siendo el fuerte de Salta, muchos van a tener que empezar a abrir sus cabezas. No puede volver a pasar, lo que ayer pasó con una delegación de paraguayos que visitaba la provincia. Los turistas denunciaron que fueron desalojados con la intervención de la Policía por haber reclamado que no les dieron el desayuno.

Humberto Zaracho, paraguayo que se encontraba junto a su familia y a otros paraguayos en una excursión a la ciudad de Salta, denunciaron un trato “discriminativo y xenofóbico” por parte de funcionarios y gerentes del Hotel Altos del Camino, ubicado en la ciudad Gral. Güemes.

Zaracho dijo al diario ABC Color, de Paraguay, que esa mañana bajaron a las 9:15 para tomar el desayuno antes de iniciar el circuito previsto para la jornada, cuando los funcionarios les dijeron que ya no contaban con alimentos para ellos “porque los demás paraguayos robaron lo que les correspondía”. Vieron, sin embargo, que para una delegación de argentinos sí había reposición. (El horario establecido para desayunar es hasta las 10:00).

Pidieron hablar con la gerente del hotel. La mujer no les pidió disculpas ni intentó brindar una solución. Se apegó a la versión de los empleados diciendo que eso siempre ocurre con los paraguayos, e incluso se rehusó a aceptar 1.000 pesos ofrecidos por el denunciante para que se les prepare un desayuno.

Este podría haber sido el final de la historia. Pero no. A la familia la llamaron desde recepción. El hombre dijo que creía que les iban a pedir disculpas. Pero no: los desalojaron -a su familia y a otras que reclamaron la misma cosa, casi 10 personas en total.

La agencia Javeve, encargada del tour, debió reubicarlos en otros hoteles. El hombre dijo que lo peor de todo esto es que el desalojo se hizo con un grupo de agentes policiales que llegaron al lugar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here