El Centro Cultural Aristene Papi sigue en conflicto ante un eventual desalojo. Se denunció que patotas ferroviarias vinculadas a José Pedraza irrumpieron en el lugar reteniendo obras de arte y elementos de trabajo.

La presidenta de la Asociación Cultural Aristene Papi, María Eugenia Wayar, denunció que el centro cultural ubicado en la zona de la estación de trenes sufrió un avasallamiento por parte de hombres que responden a la Unión Ferroviaria de José Pedraza, preso por el asesinato de Mariano Ferreyra.
Wayar responsabilizó a Facundo Costello, gremialista representante de la Unión Ferroviaria en Salta, quien llevó guardias de seguridad privada al centro cultural que funciona desde hace años en los galpones de la estación en Ameghino y Balcarce, y retuvieron obras de artistas y herramientas de trabajo de los talleres que allí se dictan.
En FM Profesional, Wayar contó que el Aristenes Papi está en juicio con el Belgrano Cargas para pedir entre cinco a diez años de concesión, pero por lo que le dijeron en este último desalojo ilegal, quieren poner oficinas del 911.
foto: el tribunito

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here