La División Delitos Contra la Propiedad detuvo a una persona que reducía y comercializaba celulares productos de ilícitos, durante el allanamiento recuperaron 37 teléfonos, además demoraron dos motochorros cuando pretendían vender un celular robado minutos antes.

Bajo la dirección de la UNICROH la División Delitos contra la propiedad llevo adelante diversas tareas investigativas en torno a la compra y venta de celulares de dudosa procedencia.

Al cabo de tres meses que duró la investigación, se logró determinar la identidad de un hombre que reducía celulares, Tablet y netbook en el mercado negro, reinsertando estos aparatos productos de delitos bajo las modalidades motochorros, violentadores y descuidistas.

El minucioso análisis de redes sociales donde el sospechoso ofertaba los productos, además de las herramientas tecnológicas aplicadas para la investigación, permitieron reunir pruebas suficientes para que el Juzgado de Garantías 7 libere una orden de allanamiento para una vivienda de avenida San Martín.

La irrupción se concretó el pasado domingo, donde detuvieron al investigado un hombre de 31 años y secuestraron 37 aparatos celulares de diferentes modelos y estados, 4 tablet, 1 notebook, chips y tarjetas de memorias.

Además, demoraron a dos jóvenes de 19 y 20 años que antes de la irrupción se presentaron en la vivienda para vender un celular sustraído bajo la modalidad motochorros que había sido sustraído minutos antes, secuestraron el celular y la motocicleta en que se desplazaban.

Los detenidos y secuestros quedaron a disposición de la Unidad Fiscal contra Robo y Hurto y juzgado de Garantías N° 7.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here