Los diputados por Salta Martín Grande, Sergio Leavy y Miguel Nanni votaron en contra de que el Congreso habilite el tratamiento del proyecto sobre Educación Sexual Integral pese a que el año pasado luego de votar a favor de los abortos clandestinos pedían por la ESI.

El presidente de la Comisión de Educación, José Riccardo (UCR) pidió incorporar al temario de la sesión el proyecto, que cuenta con dictamen favorable desde el 5 de septiembre del año pasado, poco tiempo después de que el Senado rechazara la ley de interrupción voluntaria del embarazo.

Sin embargo, el reglamento exigía tres cuartos de los votos para incluir el tema, y esa mayoría no se alcanzó, ya que la votación resultó con 107 votos afirmativos, 71 negativos y tres abstenciones.

El intento de Riccardo estuvo fundado en que el 30 de este mes termina el período ordinario de sesiones, con lo cual caducan todos los dictámenes, lo que obliga a recomenzar el debate y emitir despacho nuevamente.

El proyecto en cuestión define a la ya existente Ley de Educación Sexual Integral como “de orden público”, para que esos contenidos curriculares sean de aplicación obligatoria en todas las instituciones educativas de la Argentina, sean de gestión estatal o privada.

El año pasado durante el debate sobre el tratamiento del proyecto de IVE  los tres diputados salteños votaron en contra anteponiendo sus valores morales religiosos a un tema de suma importancia para la salud de mujeres de todo el país.

Sus discursos demagógicos estuvieron centrados en la importancia de la Educación sexual integral pese a que ayer votaron en contra de que el Congreso habilitara el tratamiento.

Son diputados nacionales y mienten sin máscaras.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here